El torrencial aguacero que cayó la tarde-noche de este viernes sobre la capital dejó un saldo total de 12 barrios afectados, 69 viviendas anegadas, 5 destruidas y 2 semidestruidas, informó el secretario general de la Alcaldía de Managua, compañero Fidel Moreno.

Moreno, durante un recorrido por los lugares afectados, detalló además que de las viviendas inundadas, 3 de ellas, ubicadas en el barrio Bayarta, del Distrito III de la capital, resultaron derrumbadas y otras 2, del barrio El Recreo, están parcialmente dañadas.

El Gobierno y la Alcaldía se encuentran prestando acompañamiento a las familias afectadas por la lluvia, entregando colchonetas y frazadas a los afectados. Moreno señaló que son aproximadamente 300 las personas afectadas.

El funcionario edilicio realizó un recorrido por los diversos barrios afectados y platicó con algunas de las familias como la de la señora Ana María Sánchez Mairena, que aún no se reponía del susto al ver una de las paredes de su vivienda totalmente colapsada, por una corriente de agua de un cauce.

“Un poquito más y la corriente del cauce nos lleva y nos mata”, le decía Ana María a Moreno, quien le daba palabras de solidaridad y le confirmaba que desde este sábado, trabajadores de la alcaldía de Managua le ayudaran.

“Lo más importante es que no hay víctimas que lamentar hasta el momento, pero lógicamente hay todo un reto de empezar la limpieza, de empezar la reconstrucción, de atender a las familias y los Gabinetes de la Familia están haciendo un esfuerzo extraordinario, en todos los lugares que hemos llegado ya los gabinetes han hablado con la gente, han levantado el censo de afectados”.

En el barrio Oscar Turcios resultaron afectados cinco familias que viven a la orilla de un cauce, por lo que fueron trasladadas momentáneamente a una iglesia evangélica.

Nubia Ortega Molina, agradeció a las autoridades municipales por llegar inmediatamente a dar apoyo a las familias.

“Esperamos que nos ayuden a resolver el problema de ese cauce (lo señala) y que pongan gaviones para evitar que la tierra siga siendo sedimentada por las correntadas", dijo Ortega.