El Gobierno Sandinista que presiden el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo, están cumpliendo los sueños del Comandante Carlos Fonseca Amador, fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), al estar comprometidos con el proceso de restitución de derechos que han impulsado en la segunda etapa de la Revolución.

Así lo consideró el Compañero Carlos Fonseca Terán, hijo del Comandante Carlos Fonseca, luego de depositar una ofrenda floral en el mausoleo, donde descansan los restos de su padre, en la Plaza de la Revolución.

Fonseca Terán, quien llegó acompañado de un grupo de combatientes históricos del Frente Sandinista que lucharon en el frente occidental, expresó que a 37 años del paso a la inmortalidad del Comandante Carlos, los militantes sandinistas reiteran su compromiso de cumplir con la mayor disposición y mística las tareas revolucionarias en la segunda etapa de la Revolución.

Terán explicó que aunque en los últimos años el Gobierno ha cosechado logros económicos y sociales y se están consolidando los procesos de restitución de derechos, se tiene un largo camino que recorrer para acabar con la desigualdad, la miseria y la pobreza en que 16 años de desgobierno neoliberal quedó sumido el pueblo.

Para lograrlo, afirmó, “tenemos que fomentar la unidad de nuestro proceso revolucionario, e impulsar el protagonismo de los jóvenes, a quienes tenemos que trasmitirles los valores y principios históricos por los cuales la Revolución a logrado sobrevivir a dificultades y ha logrado ser un ejemplo a nivel mundial”.

Para Terán, el legado de su padre vive en la juventud que continúa luchando para que nada atente contra sus principios, la justicia y la libertad.

“Esa es la lucha revolucionaria, esa es la esencia de la lucha revolucionaria, que sean honestos que sean sinceros, que sean modestos, que practiquen la mística revolucionaria. Que luchen por amor al pueblo y no por prebendas ni recompensas personales, porque la recompensa del revolucionario es la felicidad de todo el pueblo”, valoró.

Finalmente, Terán aseguró que las familias nicaragüenses deben movilizarse y respaldar la institucionalización del poder revolucionario y popular, apoyando la propuesta de reformas constitucionales que está promoviendo el Frente Sandinista y el Comandante Daniel Ortega.

“El apoyo a esto tiene que ser visible por parte nuestra, movilizándonos, pronunciándonos, manifestándonos de todas las formas posibles y aportando para que logremos dar este paso como se tiene que dar”, afirmó.

Por su parte Bosco Castillo, coordinador de Juventud Sandinista, explicó que para la juventud el Comandante Carlos Fonseca Amador, es una fuente de inspiración.

“Nosotros vivimos esta revolución estando convencidos de que esta revolución va a ser eterna. Nos proponemos eso y la juventud trabaja para eso. Significa que vamos a seguir con cada uno de nuestros esfuerzos para que todos los nicaragüenses tengan el estado de dignidad y de derechos restituidos que hemos venido construyendo en conjunto con nuestro gobierno”, aseguró.

Castillo explicó que el legado que Carlos hereda a las nuevas generaciones es luchar por la revolución, lo que en estos nuevos tiempos equivale a batallar para erradicar la pobreza, el analfabetismo y el desempleo.