Los representantes del sector productivo de tomates, solicitaron, ante el Gabinete de Producción, que se cree un reglamento para que este cultivo sea comercializado por peso, y no por volumen como actualmente se hace.

El titular del Magfor, compañero Ariel Bucardo, informó que durante una sesión de trabajo, los productores de tomates han solicitado que los comercializadores (intermediarios) no les sigan comprando este producto en volúmenes de baldes, cajilla o sacos, sino por peso (libra).

“Creemos que es posible y vamos a hacer un reunión también con los comercializadores, con los que compran, para encontrar consensos y poder que en el futuro el tomate se pueda comercializar por peso, y no solo por volúmenes”, aseguró Bucardo.

El Ministro de Agricultura sostuvo que por instrucciones del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, este Gobierno Sandinista siempre está buscando el consenso a través del diálogo, mecanismo que permite trabajar para que haya más producción, sobre todo en el tema de los alimentos.

El productor jinotegano, Narciso Montenegro, explicó que esta solicitud se ha planteado con el fin de beneficiar tanto a los consumidores finales, productores y comercializadores, para tener una medida en común que no genere ambigüedades en el mercado local.

“En todos los países del mundo se ha vendido por kilo (el tomate). Por lo que esta propuesta beneficia a todos, porque el que va a comprar lo hace por libras, y no por medidas. Nosotros estamos buscando una salida que vaya en pro del productor, del comerciante y del consumidor”, expuso.

Narciso explicó que hasta la fecha, el tomate, por mayor, es vendido en los estándares de medidas cajillas, cajillas jumbo y minicajillas; sin embargo esta forma de comercio ha generado cierto descontento entre los productores porque han tenido pérdidas cuantiosas.