El doctor Carlos Argüello Gómez, representante de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya, manifestó su satisfacción por el trabajo realizado por el equipo nicaragüense involucrado en la causa presentada ante ese tribunal por la construcción de la carretera paralela al Río San Juan, donde Nicaragua fue muy bien defendida y con la dignidad siempre en alto.

En una entrevista vía telefónica que brindó a Multinoticias, Canal 4 el mediodía de este viernes, el Embajador nicaragüense afirmó que el equipo de expertos contribuyó a dejar en evidencia las pretensiones del gobierno de Costa Rica de continuar ocasionando daños al nicaragüense Río San Juan.

“Entonces creo que desde antes que venga una decisión ya se ha puesto en evidencia, se han parqueado todas las pretensiones de Costa Rica de seguir adelante con lo que estaban haciendo, de seguir dañando el río. Creo que ya de por sí, aún antes de cualquier situación, se ha logrado mucho y hemos avanzado bastante”, manifestó Arguello.

El doctor Argüello subrayó que ante la Corte, Nicaragua demostró que la carretera construida por el gobierno costarricense a orillas del Río San Juan, no tenía ningún propósito y fue hecha a la carrera sin ningún tipo de estudio que la soportara.

“Tratándose de temas internacionales, cuando uno construye o hace algo que está a la margen de otro país uno tiene la obligación de hacer un estudio transfronterizo del daño que pueda ocasionarle al vecino; Costa Rica no hizo nada de eso, todo eso nosotros lo planteamos ante la Corte”, indicó.

Costa Rica ha cambiado de tono

Argüello argumentó que tras las audiencias recientes, Costa Rica ha empezado a cambiar de tono y ha anunciado ante la Corte que no reanudará las obras en la carretera, lo que de cierta forma es una victoria para Nicaragua.

“Lo que le dijeron a la Corte es que esa carretera no se iba a reiniciar antes de un año, aparentemente con eso lo que Costa Rica pretende es decirle a la Corte: miren eso que está pidiendo Nicaragua no es urgente, porque nosotros nos estamos comprometiendo que no vamos a reiniciar la carretera antes de un año”, sostuvo Argüello.

Para el Representante nicaragüense, el hecho que Costa Rica posponga por lapso de un año el reinicio de las obras de la carretera es una victoria para Nicaragua, “lo que nosotros no queremos es que se reinicie la construcción de esa carretera sin un estudio que le sea facilitado a Nicaragua, un estudio que demuestre que están siguiendo todas las directrices medio-ambientales que actualmente se siguen en el mundo, entonces eso fue muy interesante en la audiencia de hoy”.

Nicaragua hizo uso de sus derechos

Argüello recordó que hace cinco años, en uso de sus derechos, Nicaragua empezó a planificar el dragado del Río San Juan para tratar de recuperar las aguas que le corresponden, ante lo cual uno de los temas que se suscitaron fue la búsqueda de la salida del Río San Juan, lo que fue analizado con los laudos y los tratados para llegar a la conclusión de que había un caño que había sido señalado como la salida, caño que se limpió tal como correspondía a los tratados y ese fue el inicio del gran litigio con Costa Rica ante la Corte.

“La gran disputa corresponde a un caño que se limpió en un suampo, que hoy elegamente se llaman humedales, que no tienen ningún valor económico […] estamos hablando que la disputa con Costa Rica corresponde a un suampo de 250 hectáreas, es decir 400 manzanas de las cuales 1 manzana de café sembrada vale más que esas 400 manzanas de suampo. Eso es lo que está en discusión”, señaló el diplomático nicaragüense.

Destacó que el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra desde un inicio de la situación se inclinó e hizo la invitación al gobierno de Costa Rica de sentarse a dialogar, ante la cual el gobierno costarricense no hizo caso y lo llevaron a la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo que confirmó que el territorio en litigio no es más que un suampo.

“Todo el gobierno de Costa Rica tiene 4 años de estar discutiendo y criticando a Nicaragua, y hablando mal de Nicaragua por esa discusión que pudo haberse solucionado como ofreció el Presidente (Daniel) Ortega desde un inicio con una simple reunión y discusión”, declaró.

Defensa de Costa Rica fue absurda

Argüello sostuvo que la defensa de Costa Rica ante el tribunal internacional fue aducir que estaba siendo atacada por Nicaragua.

“En la misma imagen que ellos pusieron el Presidente (Daniel) Ortega había dicho que iba a acudir a la Corte Internacional para reclamar eso. Entonces la primer pregunta que nosotros hicimos es que cómo puede un país decir que está haciendo una carretera de cientos de millones como una defensa ante un ataque ante la Corte Internacional de Justicia”, agregó el representante nicaragüense.

Argüello explicó que ante la Corte se comentó que se está terminando un puente cerca de San Carlos financiado por el Gobierno de Japón, el que sería un punto de unión entre Nicaragua y Costa Rica y si la carretera hubiese sido hecha en debida forma y fuera una carretera correcta y con algun propósito, que iniciara en un lugar y terminara en otro, elaborada con la defensa del medio ambiente, habría sido para Nicaragua una obra para unir los lazos de amistad entre las dos naciones.

“Para nosotros todo esto fue una cuestión francamente que se salió de lugar, creo que Costa Rica quedó decidida, […] porque francamente fue una cuestión que para los nicaragüenses que les tenemos cariño como centroamericanos que somos, me parece y a mí me molesta francamente haber estado discutiendo con un hermano vecino cuando debiéramos estar hablando de cosas que nos unen y no estar hablando de un suampo de 150 hectáreas que supuestamente nos separan, tenemos demasiado que nos une para que estemos discutiendo una cosa como esa”, puntualizó.