En el cinturón de asteroides de nuestro sistema solar, científicos han detectado por primera vez un asteroide con seis colas, similares a las de los cometas.

Hasta ahora, los asteroides conocidos aparecían como pequeños puntos de luz. Sin embargo, este en particular -bautizado como P/2013 P5-, se asemeja a un aspersor giratorio, algo que ha llamado la atención de los astrónomos.

"Estábamos literalmente sin habla cuando lo vimos", dijo el investigador principal David Jewitt de la Universidad de California en Los Angeles. "Pero aún más sorprendente, son sus estructuras traseras que cambian dramáticamente en sólo 13 días, ya que eructa polvo. Eso también nos tomó por sorpresa. Es difícil de creer que estamos viendo un asteroide".

En un principio, el objeto fue detectado como un objeto difuso en agosto gracias al telescopio Pan Starrs de Hawaii, y luego sus múltiples colas fueron vistas más en detalle gracias telescopio espacial Hubble.

Los astrónomos señalan que P/2013 P5 es un fragmento de un asteroide mayor que se rompió en un accidente hace aproximadamente 200 millones de años, y que ha emitido entre 100 y 1000 toneladas de polvo.

Una de las explicaciones para este fenómeno es que la alta velocidad de rotación que tiene, provoca que su superficie comienza a volar en pedazos, expulsando el polvo. La investigación apareció publicada en la revista The Astrophysical Journal Letters.