La Ministra de Salud, compañera Sonia Castro, ratificó que la Movilización Nacional de lucha contra el dengue se mantendrá en el país, porque viene teniendo incidencia positiva entre las familias que están asumiendo y protagonizando esta batalla sanitaria que libra Nicaragua.

“En esta campaña nacional de lucha anti epidémica continúan nuestros esfuerzos, hemos tenido mayor percepción de la población, es decir que está respondiendo al llamado que cada mediodía la compañera Rosario (Murillo) nos orienta, nos recomienda y nos promueve la actitud de asistencia temprana a las unidades de salud”, dijo Castro al termino de un encuentro que sostuvo con los diputados que conforman la Comisión Económica de la Asamblea Nacional.

A los periodistas reconoció que “lamentablemente” existen algunos enfermos graves por dengue, a los cuales les da seguimiento continuo, pues sus mecanismos de defensas están más vulnerables al virus que transmite el mosquito.

“Ahí estamos luchando por la vida en esta campaña humana por salvar y proteger a todos y todas las familias nicaragüenses, especialmente a los jóvenes y niños, que es donde tenemos mayor impacto. Nosotros continuamos con el Plan Barrido, que significa que todas las casas vamos a fumigarlas”.

Jornada no se detiene

En el caso de la menor Giorlene Massiel Sobalvarro Oporta, de 5 años, y originaria de Boaco, que se convirtió en la víctima mortal 17 por dengue, Castro aseguró que se batalló por más de 48 horas para salvarle la vida, sin embargo la enfermedad fue muy agresiva. La compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, informó sobre el caso de esta niña y el acompañamiento solidario que se viene dando a sus familiares.

Del porque la enfermedad se está ensañando con los infantes y adolescentes, la titular del MINSA explicó que la respuesta del sistema inmunológico tiene una reacción más agresiva.

“Entonces esa reacción provoca también mayor inflamación, porque es un mecanismos de defensa y mayor salida de liquido de la sangre hacia afuera, eso hace que se perpetué mucho mayor el daño”, explicó.

A la pregunta de que sí la epidemia está controlada, la doctora Castro respondió que no, dado que en noviembre y diciembre son meses muy difíciles.

“Vamos a seguir en esto, porque todo noviembre y esperamos nosotros entrar en una meseta (bajar la curva) a final de noviembre y diciembre, pero esto no para hasta que nosotros logremos decir que ya tenemos controlada (la enfermedad del dengue)”, citó.

Dengue es muy agresivo

Esto significa que todos los días por las calles de los barrios del país, se podrán observar a los brigadistas, a los miembros de los Gabinetes de la Familia, a los servidores públicos, visitando las viviendas para captar a personas con fiebres, para recordar el mensaje de limpiar los hogares y botar todos aquellos utensilios que puedan convertirse en criaderos de zancudos.

“Hay un poquito menos de pacientes graves, pero no queremos matricularnos, esto sigue y vamos a seguir profundizando nuestro trabajo en pro de la vida de las familias nicaragüenses.

Instó a la población a presentarse al centro de salud con anticipación, dado que la mayoría de las personas que han fallecido, fue porque llegaron pasados los días de fiebre y eso complica su situación clínica.

“Algunos han llegado en fase tardía, eso sí podemos decirle, hay personas que han dilatado 90 minutos, 2 horas en el hospital y algunos han iniciado en el primero o segundo día inicio de fiebre, pero la agresividad de su comportamiento hace el deterioro, por ejemplo hemos tenido incluso de la agresividad del dengue hasta tener sangrados del cerebro”.