La Fundación INCANTO desarrolló la noche de este viernes en el Teatro Nacional Rubén Darío la tercera presentación de la II Temporada Lírica 2023 y correspondió a la ópera Madama Butterfly Giacomo Puccini.

El compañero Laureano Ortega Murillo, director ejecutivo de la fundación, dijo “nos sentimos orgullosos porque va a estar debutando y asumiendo el rol protagónico de Butterfly nuestra soprano Yunielka Pérez, que es la alumna más destacada de nuestra fundación”.

El tenor Nelson Escobar, que hizo el papel del personaje Pinkerton, y que repitió el papel debido a la capacidad que tiene producto de la formación que ha recibido en INCANTO, con los maestros italianos y cubanos que han venido a impartir cursos.

Escobar también ha tenido la oportunidad de viajar a Italia donde logró aprender “de los hermanos del Teatro Puccini y aquí estamos ofreciéndole al pueblo nicaragüense este espectáculo“.

Indicó Laureano que con la presentación de la referida obra “esta nos transporta al Japón de los años 1800 y de esta manera ya hemos tenido tres noches con escenografías totalmente distintas”.

“Estuvimos primero en París, después estuvimos en Pekín, en China y ahora estamos en Japón, y la próxima semana estaremos en Roma con ópera Tosca (de Giacomo Puccini y libreto en italiano de Luigi Illica y Giuseppe Giacosa) por lo que reitero la invitación a las familias nicaragüenses a participar en esta temporada Lírica que es totalmente gratuita en el Teatro Nacional Rubén Darío y donde estamos demostrando el gran talento que existe en Nicaragua”, añadió el director de INCANTO.

Llevarle esta temporada a las familias nicaragüenses “es gracia al apoyo de nuestro Gobierno que ha sido indispensable para poder llevar a cabo nuestra labor de formación y difusión del arte lírico, donde estamos trabajando con el Teatro Nacional Rubén Darío, el Instituto Nicaragüense de la Cultura, el INIFOM, el MINED, los coros y orquestas estudiantiles”, dijo.

La presentación de la obra fue musicalizada por la Camerata Bach y el coro Schola Cantorum, la orquesta sinfónica juvenil Rubén Darío y pianistas de INCANTO.

Precisó Laureano que “el total de todos los artistas somos alrededor de 150 personas y los estudiantes de INCANTO pueden ser entre 80 y 90 jóvenes de ambos sexo, el coro, los solistas y los integrantes de la orquesta".

Nelson Escobar, quien representó en la obra al personaje Pinkerton apuntó que le tocó hacer el papel de un marinero estadounidense que llegó al Japón y casarse con una muchacha japonesa, después la abandona y ella queda embarazada y no se da cuenta “pero la hace sufrir”.

Luego el marinero regresa para llevarse al niño con su nueva esposa y aclaró “yo soy el malo de la película en la obra, pero a la vez es un papel muy bonito vocalmente para mí, que soy tenor y me siento muy feliz de tener esta oportunidad que nos la ha dado nuestro Gobierno de poder hacer este tipo de obra”.

Yamni Guevara, del stall artístico de INCANTO, y quien hizo el papel de Suzuki, manifestó que “este año tengo nuevamente el papel de interpretar a la fiel amiga de Butterfly y ese papel me encanta mucho porque me siento identificada, yo siempre soy muy leal con mis amigas”.

Siempre estoy para mis amigas todo el tiempo y sobre todo estoy muy contenta de poder transmitir al público nicaragüense esta historia tan linda”, añadió la joven integrante del staff de INCANTO.

Indicó que lo aprendido en INCANTO “también me ha permitido proyectarse a nivel internacional, esto es bien emocionante porque nos ayuda a crecer en este arte tan bonito”.

Los otros miembros del elenco de INCANTO que participaron en la ópera fueron Yunielka Pérez, Fabricio Espinoza, Mauricio Tórres, María José Larios, Carlos Martínez, Erick Espinoza, Elena Ocón, Michele Hernández, Moisés Elías Cruz y Oliver Aburto Matamoros.

La dirección musical de la obra estuvo dirigida por Nelson Gutiérrez y Gabriel Chorens, la dirección artística estuvo a cargo de Juan Manuel Mena Ramírez, el maquillaje Henry Avilés, escenografía de Donaldo Aguirre y el vestuario lo dirigieron Xiomara Argeñal y Nicaragua Diseña.