El vicepresidente de la República, Moisés Omar Hallesleven, y el embajador de México en Nicaragua, Juan Rodrigo Labardini, pusieron la primera piedra en el tramo carretero Nejapa-Izapa, de 50 kilómetros de longitud y el que comenzó a ser construido con financiamiento aportado por México a través del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

La ceremonia de inicio de las obras fue hecha a unos 50 kilómetros de Managua y la construcción del primer tramo será realizada por el consorcio de empresas Cemex-Meco y Llansa y el segundo tamo será llevado a cabo por el consorcio Grupo Mirsa Construcciones S.A de CV-Conasa.

La construcción de los 50 kilómetros de carretera serán supervisadas por la empresa Rocher Ingeniería, S.A. de CV a través de 600 días calendario de construcción, obra que tendrá un valor de poco más de 40 millones de dólares.

Al respecto el vice presidente Omar Hallesleven afirmó “esta es una obra donde Nicaragua entera gana, tiene efectos en el turismo, de manera local con pobladores que están viviendo en pueblos cercanos, en centros turísticos del Pacífico como Pochomil, Montelimar, Masachapa, El Velero, además tiene gran importancia para el transporte internacional de carga y de pasajeros”.

Añadió además que la producción de la zona podrá llevarse fácilmente hasta los mercados de consumo, especialmente Managua, además los dueños de transporte verán menguados los cotos de operación de sus medios.

Por su parte el ministro de transporte e infraestructura Pablo Martínez manifestó que se está viendo la posibilidad de llevar la carretera a cuatro carriles hasta la zona de El Planetario.

Una de las más altas inversiones en carreteras

El compañero Martínez agregó que la carretera tiene un costo de C$1.020 millones, poco mas de US$40 millones, y es una de las inversiones más grandes en carreteras hechas en un solo tramo en el país, exceptuando la de Acoyapa-San Carlos, donde se invirtió 60 millones de dólares.

Aseguró que la durabilidad de la carretera, al ser construida con concreto hidráulico, será de unos 40 años y ayudará a descongestionar la carretera nueva a León.

Entre tanto el embajador de México, Rodrigo Labardini manifestó que para su país es un honor poder contribuir a la infraestructura vial de Nicaragua y aseguró que como infraestructura vial contribuirá a hacer crecer la economía de manera sólida y fuerte y mejorará el comercio.

Amplio apoyo mexicano

Destacó el diplomático mexicano que la carretera se enmarca dentro las obras en que ha venido apoyando México, a través del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), como la construcción de 40 kilómetros de la carretera San Ramón-Muy Muy, Matagalpa, a un valor de unos 26 millones de dólares.

Destacó también la construcción de la carretera Matagalpa-Jinotega de unos 38 millones de dólares, así como la vía del Guasaule-Chinandega de 75 kilómetros, en la cual se invirtió unos 53 millones de dólares, en tanto que añadió que para la carretera Nejapa-Izapa México está apoyando con 38 millones de dólares.

Recordó que además México ha apoyado con financiamiento de 56 millones de dólares a la construcción del hospital militar Alejandro Dávila Bolaños y señaló que en total su país ha contribuido en tres años para financiar proyectos con doscientos millones de dólares.

Entre tanto la representante del BCIE Edda Magali Meléndez por su parte expresó que el BCIE ha servido de canal para los fondos mexicanos, como el préstamo para la carretera Nejpa-Izapa, cuyas condiciones son de un plazo de 15 años de pago, con un período de gracia de tres años.