El Representante de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ), doctor Carlos Argüello, aseguró que la carretera que Costa Rica construye a orillas del Río San Juan ha causado una pesadilla ambiental.

Este martes iniciaron las audiencias en la CIJ, donde Nicaragua está solicitando medidas cautelares para evitar mayores daños al San Juan.

El embajador Argüello aseguró en esta nueva ronda de audiencias que es urgente que la Corte dicte medidas cautelares ya que hay una determinación del gobierno costarricense de continuar la obra.

Manifestó que la carretera está causando daños irreparables lo cual a su vez ha afectado la navegabilidad del río.

Subrayó que desde que inició la construcción ha entrado una gran cantidad de sedimentos al río, de allí que Nicaragua ha tenido que proceder a labores de dragado para poder mantener la navegabilidad, tal y como lo estipulan los laudos.

Carretera construida a despecho

Recordó que la construcción de la carretera fue producto de un decreto de emergencia emitido por el Gobierno de Costa Rica, luego de iniciado el conflicto fronterizo en el área de Harbour Head, que Costa Rica reclama como suyo, pero que los tratados internacionales señalan son de soberanía nicaragüense.

“Costa Rica se embarcó en la construcción de un camino ambientalmente destructivo”, sostuvo el agente de Nicaragua, quien agregó que “Costa Rica no llevó a cabo una valoración de impacto ambiental y el resultado inevitable fue un mal diseño condenado por la Asociación Costarricense de Arquitectos”.

“Es realmente una pesadilla ambiental el daño causado al río y a los humedales”, subrayó Argüello.

El embajador expresó que Costa Rica aduce razones de seguridad debido a las supuestas actividades realizadas por Nicaragua en el territorio en disputa, lo que es una evidencia del “despecho” con que ha actuado la parte costarricense.

Denunció que tal ha sido el nivel de alevosía con que ha actuado el gobierno de Costa Rica, que personeros de este han mandado a los nicaragüenses “que se coman el Rio San Juan”.

Costa Rica determinada a terminar la carretera

Sumado a ello, recordó que la Presidenta Laura Chinchilla, ha dicho que “no darán un solo paso atrás”, en la obra, sumándose a esa opinión el Ministro de Relaciones Exteriores, Enrique Castillo, quien dijo “con desprecio olímpico, que su país no tiene que dar ninguna explicación ni suspender el trabajo” que se estaba haciendo como consecuencia del decreto de emergencia.

Argüello recordó que el Canciller costarricense llegó inclusive a decir que ese “es un proyecto soberano que estamos llevando a cabo bajo un decreto que nos exenta de estudios de impacto ambiental”. Para el embajador de Nicaragua ante La Haya estas palabras son una evidencia clara de la verdadera intensión de Costa Rica al construir la carretera a orillas del Rio San Juan.

Reiteró que públicamente Costa Rica ha anunciado que la carretera se continuará construyendo, proyectándose su terminación antes de que asuma un nuevo gobierno luego de las elecciones presidenciales del 2014.

La determinación de Costa Rica ha llevado al nivel de que el mismo Vice Ministro de Exteriores, Carlos Roverssi, ha asegurado que los trabajos “seguirán aunque no le guste a Nicaragua”.

Nicaragua muestra ante la Corte parte de los daños

Durante este inicio de las rondas de audiencias, Nicaragua mostró ante la Corte videos y material gráfico como pruebas de los daños irreparables provocados por Costa Rica en el cauce nicaragüense.

Tal ha sido el despecho con que ha actuado el gobierno tico, que incluso ha violado sus propias leyes, las cuales prohíben ese tipo de construcción a 50 metros de un río, refirió el representante nicaragüense.

Argüello indicó que los daños también se han sentido en el territorio tico, provocando por lo tanto protestas de parte de organismos de ese país.

Tan mal construida está la carretera, que el embajador nicaragüense mostró imágenes donde queda en evidencia que las primeras aguas de la época lluviosa destruyeron gran parte de las obras realizadas.

Argüello dijo que las medidas cautelares son sumamente importantes para evitar que se sigan produciendo daños devastadores en el Rio San Juan, aún y cuando Costa Rica trate de minimizar dichos daños.

Nicaragua pide a la Corte que pare la construcción de la carretera

Stephen McCaffrey, miembro del equipo jurídico de Nicaragua ante La Haya, pidió a la Corte para la decisión de Costa Rica de continuar con la construcción de la carretera a orillas del Río San Juan.

“Nicaragua pide a esta Corte pare este insulto a Nicaragua”, solicitó el jurista.

“Hay que parar estos efectos ambientales irreparables e irreversibles”, manifestó McCaffrey quien señaló que las supuestas medidas de mitigación emprendidas por Costa Rica no son más que “una curita en una gran herida”.

Daños irreparables antes del fallo final

Manifestó que la carretera ha provocado graves daños en la parte baja del Río San Juan, por lo que dijo que es urgente el que se tomen acciones para evitar más afectaciones.

“Hay un riesgo real, inminente de que un daño irreparable sea causado a los derechos en disputa antes que esta Corte siquiera dé su fallo final”, subrayó.

Violación a la soberanía nacional

El jurista expresó que Costa Rica viola los derechos de soberanía e integridad de Nicaragua al provocar daños transfronterizos.

“El proyecto está provocando daños irreparables a los derechos soberanos de Nicaragua, un perjuicio que empeorará si se permite seguir con ese trabajo”, refirió McCaffrey recordando que Nicaragua ejerce plena soberanía sobre el Río San Juan.

Indicó que las obras de mitigación ambiental emprendidas por Costa Rica no han logrado su objetivo porque los sedimentos continúan llegando al cauce de agua.

Los estudios indican que “es evidente que el trabajo de drenaje no fue instalado según estándares de ingeniería normales, sino que se hizo a la ligera”, denunció McCaffrey, quien señaló que la sedimentación lo que puede hacer es enterrar los hábitats acuáticos, con la consecuente pérdida de especies nativas en una región de importancia biológica.

Costa Rica siempre ha obviado peticiones de Nicaragua

Paul Reichler, también miembro del equipo jurídico nicaragüense, recordó que Nicaragua a lo largo de 2 años insistentemente ha pedido que se pare la construcción de la carretera.

“Durante todo este período Costa Rica nunca ha informado a Nicaragua sobre ninguno de sus planes de construcción, nunca consultó a Nicaragua acerca de maneras de cómo se podría mitigar daños al río y jamás entregó a Nicaragua una evaluación de impacto ambiental”, subrayó.

Reichler dijo que lo que hace urgente la petición echa por Nicaragua ante La Haya es que Costa Rica ha anunciado que redoblará sus esfuerzos para que la carretera esté completa entre noviembre y diciembre del 2014, fecha en que es improbable se haya emitido una fallo final en la Corte.

Este miércoles le tocará a Costa Rica presentar sus observaciones ante las medidas cautelares solicitadas por Nicaragua. Posteriormente el día jueves Nicaragua tendrá una nueva oportunidad de presentar sus alegatos, y finalmente el día viernes será nuevamente Costa Rica quien tendrá la oportunidad de presentarse ante la Corte.