Centenares de familias del barrio 18 de mayo, en el Distrito V de Managua, participaron en la segunda vuelta del Plan Calache, como parte de la jornada intensiva de lucha contra el dengue que aglutina a familias, juventud, ministerio de salud y trabajadores del estado.

El plan incluye fumigación, abatización y entrega de información a las familias para que estén prevenidas ante la mortal enfermedad del dengue.

En la ruta 5 de ese distrito se visitarán unas 5 mil 836 viviendas y en la medida que avance la jornada se visitarán los 84 barrios que lo conforman.

Paola Larios, del Gabinete de la Familia en el Distrito V, explicó que para esta jornada se activaron todas las expresiones sociales y movimientos juveniles para librar la batalla contra el dengue.

“Contra un mosquito tan pequeño la vamos a ganar porque nuestro gabinete está muy bien organizado”, comentó.

Larios detalló que en el barrio 18 de mayo, donde inició la jornada, se visitarían unas mil 258 familias y resaltó la participación de los brigadistas de salud, cuadrillas de la alcaldía, juventud sandinista y los gabinetes de familia, quienes hacen el trabajo de sensibilización casa a casa.

“A la familia se le dice que llegamos a buscar la vida, a luchar por ellos, por su familia, para que el dengue no nos mate más personas, que nuestros niños, nuestros adultos mayores, nuestras mujeres embarazadas no corran el peligro de que esta enfermedad los ataque”, explicó Larios.

Por su parte pobladores del barrio 18 de mayo, consideraron de mucha importancia que el gobierno esté promoviendo jornadas de limpieza intensiva para combatir el dengue.

“Gracias a Dios ahora todos estamos bien, pero uno de mis niños estuvo recientemente hospitalizado porque me le dio dengue, viera que horrible es eso, yo no se lo deseo a nadie”, dijo doña Edtih Gutiérrez, madre de tres niños.

La joven madre explicó que es necesario que toda la comunidad colabore con la limpieza en el interior y en el exterior de las viviendas, porque el zancudo puede reproducirse hasta en una pequeña tapa de gaseosa.

“Por eso, nosotros debemos mantener limpia la casa, botar todo lo que no sirve, mantener secos los patios, botar la basura”, recomendó.

“Yo que soy sola, yo me la miré porque mi niña casi se me muere con el dengue. Por eso le damos gracias al gobierno porque también se está poniendo las pilas en garantizar la atención en las unidades de salud”, afirmó Gutiérrez.

Otra vecina del sector, aprovechó el paso de los camiones recolectores de basura para hacer una limpieza general de su vivienda.

“Aunque aquí somos muy cuidadosos, de vez en cuando a uno se le escapa botar algo y ahí el zancudo se aprovecha para reproducirse, por eso hoy que supimos que nuevamente venía el plan calache, todos colaboramos para hacer otra repela en la casa y no dejarle casas al mosquito”, indicó Rosa Obregón.