“El que uno sea pobre no quiere decir que debe vivir en lo cochino, y por eso hay que sacar de la casa todo lo que no sirva”. Las palabras de la señora Gertrudis Morales, quien habita en el barrio Carlos Marx, del distrito VI de Managua, son un ejemplo de la disposición que tiene la población nicaragüense para enfrentar la actual epidemia de dengue.

Esta señora desde tempranas horas de este domingo empezó a darle vuelta a todo lo que tenía en su casa, tratando de seleccionar todo aquello que no le fuera útil, priorizando aquellos utensilios inservibles capaces de acumular agua y por tanto convertirse en un potencial criadero del mosquito transmisor.

Con esto, doña Gertrudis se sumó al Plan Calache desarrollado en todo el distrito VI de Managua por la Alcaldía de Managua, el Ministerio de Salud, instituciones del Estado, Gabinetes de la Familia y la Juventud Sandinista 19 de julio.

Para la población del barrio Carlos Marx la erradicación de los criaderos es lo más importante para combatir el dengue, porque de nada servirían las jornadas de abatización y fumigación si el pueblo no contribuye eliminando la basura de sus casas.

“A mí me parece perfecto esto que andan haciendo (el Plan Calache). Aquí en el barrio desde bien temprano sacamos todo para que se lo lleve el camión de la basura. Nosotros sabemos que no solo es un trabajo del gobierno sino de nosotros mismos, porque somos nosotros los más afectados con esta epidemia”, expresó la pobladora Cándida Rosa Rojas.

“Ahorita en este país estamos viviendo cosas difíciles con el dengue, y en las manos de uno está eliminarlo”, manifestó Rojas.

Servidores públicos en jornadas de concientización

Sumado al Plan Calache, en este barrio se movilizaron brigadistas de salud y servidores públicos del Gobierno Sandinista llevando el mensaje de responsabilidad compartida como el mejor método para hacerle frente al dengue.

El compañero Virgilio Silva, presidente de la Empresa Portuaria Nacional (EPN), señaló que durante el recorrido por el Carlos Marx encontraron a una niña con varios días padeciendo síntomas febriles, de allí que se procedió inmediatamente a trasladarla a un centro hospitalario para que fuera evaluada por médicos especialistas.

“Aquí estamos todos nosotros, todo el gabinete en grupos, en equipos, con el Poder Ciudadano, con el pueblo en las calles, en los barrios visitándolos para prevenir esa enfermedad que es mortal”, indicó Silva.

El funcionario sandinista hizo el llamado a la población a que esté activa, y busque cómo desaparecer los criaderos del zancudo, pero sobre todo a que esté pendiente de la salud de los niños, quienes han sido los más afectados por el dengue.

Para el doctor Miguel Ángel Baca, director general de Regulación Sanitaria del Ministerio de Salud (Minsa), esta campaña de sensibilización es de suma importancia, ya que no se puede bajar la guardia en contra de una enfermedad que ha cobrado tantas vidas.

Los pobladores “están claros y conscientes de que destruir criaderos, botar calaches significa más vida para nosotros los nicaragüenses, afirmó.