Desde que irrumpiera en el mundo del cine, Scarlett Johansson poco a poco se ha ido ganando un sitio entre las actrices de más popularidad y desde luego con más ofertas de trabajo. A su buen hacer delante de las cámaras se le une su gran capacidad de seducción basada en un físico espectacular.

Y es que la joven intérprete está ahora mismo disfrutando de uno de los mejores momentos de su vida, habida cuenta de que anda desempeñando una labor de lo más arriesgada con papeles como el que actualmente está en cartelera.

Scarlett Johansson es la sexy protagonista de “Don Jon”, una comedia romántica que supone el debut detrás de las cámaras de Joseph Gordon-Levitt, director y coprotagonista de la cinta. La actriz se muestra encantada con asumir riesgos profesionales, como con la elección de este papel en el que se convierte en el objeto de deseo de un adicto a la pornografía.

Scarlett Johansson se desprende de todo tipo de complejos para lucir su innegable sensualidad convertida en la explosiva Barbara. Y aunque aparentemente esta chica no tiene que esforzarse demasiado para ser sexy, confiesa que elige sus proyectos como nuevos desafíos en los que superarse como actriz.

"Ser capaz de abrir esas escenas, sumergirme en ellas, estar agotada, intentar cada posibilidad, repetirla para mejorarla y terminar el día diciendo que estas cansada tras un día de intenso trabajo". Así explicó Johansson en el Festival de Toronto como se sintió tras cada jornada de rodaje, durante el que describió algunas escenas como “emocionalmente agotadoras”.

Scarlett Johansson destacó también la buena química con el director. "Scarlett fue una de las primeras personas que lo leyó (el guión), me dio su opinión y desde ese momento fue mucho más fácil", comenta Gordon-Levitt que explica así la adicción al porno que muestra el personaje principal.

«Es el elemento que destruye la relación. La pornografía puede ser degradante o puede ser sexualmente liberadora si sabes utilizarla y se hace desde un punto de vista artístico. Pero ésta no es una cinta sobre pornografía, es una crítica social contra el consumismo».

Veremos cómo reacciona la crítica y la taquilla a esta película y en particular a la interpetación de la propia Scarlett Johansson que ya se presume de lo más llamativa de la producción. Tiempo habrá para valorarla en su justa medida e ir recopilando todas las reacciones que aparezcan al respecto.