Al término de una reunión entre la Ministra de Salud, compañera Sonia Castro, y la doctora cubana Mavys Hernández Rodríguez, experta en control del dengue y malaria, se destacó que la principal estrategia para combatir las epidemias sigue siendo la prevención desde nuestros hogares y comunidad.

Hernández Rodríguez arribó a Nicaragua a mediodía de este sábado e inmediatamente se reunió con la doctora Castro, el doctor Gustavo Porras, el director de Vigilancia Epidemiológica del MINSA, compañero Carlos Sáenz, el viceministro Napoleón Ortega y el embajador de Cuba, compañero Eduardo Martínez.

En el encuentro Castro explicó el comportamiento del dengue, subrayando el tema de las 16 personas fallecidas producto del virus, así como la estrategia de participación comunitaria que se viene impulsando en el país.

“Estamos escuchando, estamos estudiando las diferentes alternativas que podemos hacer para mejorar este nivel de la epidemia, no (sólo) en este momento, también en el futuro, ir aprendiendo de las países hermanos y de la experiencia que tiene Cuba también en su proceso de investigación alrededor del control, del crecimiento de este mosquito y de la reproducción”, dijo Castro.

“Hay en algo que creo estamos de acuerdo y ella (la especialista cubana) también nos decía y todos los que estamos aquí y el mensaje para la población nicaragüense: no importa qué es lo que utilicemos, si nosotros no tenemos la actitud de limpiar nuestros barriles, de limpiar nuestros recipientes que almacenamos agua y no los tapamos, independientemente que se le eche, vamos a seguir teniendo reproducción de mosquitos y vamos a seguir teniendo epidemias en este país”

Agregó que el mensaje radica en la limpieza de los hogares, de las comunidades, de nuestros techos y canales, de nuestros patios y donde se almacena agua.

“La respuesta está en la actitud nuestra y en la conducta nuestra alrededor de la protección de la familia y de nuestros hogares”, expresó la titular del MINSA.

Hernández en tanto explicó que la ventaja de la utilización del biolarvicida BACTIVEC, es que es un producto altamente especifico para el control de la larva del mosquito transmisor del dengue.

“Es altamente efectivo, es decir en las 24 horas ya se tiene un 100 por ciento de reducción, pero da la posibilidad que la propia familia como parte de ese auto cuido, como bien explicaba la compañera ministra, se responsabilice en el tratamiento oportuno de sus depósitos”, dijo la experta.

Recomendó a la población a reciclar el agua contenida en los depósitos de manera semanal, “nuestra experiencia en diferentes países de América en distintos momentos, ante epidemias o ante un brote epidémico después de algún desastre natural ha demostrado que si la comunidad se involucra y a su vez utiliza un producto efectivo e inocuo, es posible lograr el control del vector y lógicamente puede disminuir la transmisión de la enfermedad”.

Aplaudió la estrategia promovida por el Gobierno Sandinista de involucrar a las familias, a las comunidades, a fin de erradicar y controlar esta epidemia del dengue.

“Ha sido oportunidad y muy bien concebida, incluso el llamado que hacía la compañera ministra a la población, a la comunidad, es para eso, porque pueden ser muchos los esfuerzos que como gobierno se hagan, son muchas las estrategias que existen y pueden discutirse en una mesa de trabajo, pero si no se cuenta con el apoyo de la comunidad para el control de una enfermedad o control de un vector que la propia comunidad, el propio es quien lo cría, entonces no se está haciendo nada, así que hay que apoyar a todas las acciones”.

BACTIVEC, es un larvicida biológico se presenta como una suspensión acuosa de color gris que se dispersa fácilmente en el agua de los criaderos de mosquitos y no es inflamable ni corrosiva.

El ingrediente activo de este biolarvicida son las esporas y cristales endotóxicos del Bacillus thuringiensis variedad israelensis, explicó Hernández.