La especialista cubana Mavys Hernández Rodríguez, experta en control de dengue y malaria, ya se encuentra en Nicaragua y actualmente está reunida con las principales autoridades del Ministerio de Salud, que le brindan un informe de la situación epidemiológica del país.

La compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, la noche del viernes pasado, informó sobre la muerte numero 16 ocasionada por el dengue, siendo en este caso el jovencito Yader José López Chavarría, de 13 años, originario de la comunidad Empalme de San Francisco, en Matagalpa.

Hernández Rodríguez arribó al país a eso de las una de la tarde, proveniente de Cuba, sin embargo había estado los últimos días en Guayaquil Ecuador, colaborando con el pueblo ecuatoriano en el tema de dengue y malaria.

La especialista representa a los Laboratorios Biológicos Farmacéuticos de Cuba (Labiofam), el que han desarrollado el biolarvicida llamado Bactivec, que ha dado excelentes resultados en Ecuador y otras naciones latinoamericanas y africanas, cuyos índices de dengue eran alarmantes.

Participación de la comunidad es importante

“Nuestro objetivo y la propuesta que traemos es integrar a la comunidad, o sea responsabilizarla en el tratamiento, en la destrucción y eliminación de sus propios depósitos, en este caso usando un producto biológico que viene en unos frascos de 30 mililitros, son mini dosis que permiten el uso con la población muy fácilmente y unidos lógicamente a todas las otras actividades desde el punto de vista de promoción de salud, de educación de salud que tiene que estar todo el tiempo consciente la población”, dijo la doctora Hernández Rodríguez.

Agregó que como se está en un momento de alta transmisión, implica mantener las actividades de control dentro y fuera de las viviendas, de igual manera todas aquellas relacionadas al tratamiento clínico a los enfermos.

Subrayó que la prevención es vital para evitar mayor contagio, pues los tratamientos resultan más caros que cuando se promueve la limpieza en los hogares y comunidades.

“Nuestros pueblos tenemos que prevenir, es mucho más barato prevenir que tratar (…) que garanticemos que las personas tomen conciencia que somos los máximos responsables, en el caso del dengue de la transmisión, somos los que creamos el vector dentro de las casas y por lo tanto manteniendo una higiene adecuada, manteniendo tapado, limpio, bien tratados nuestros depósitos como único logramos evitar la transmisión de una enfermedad”, agregó Hernández.

La especialista cubana fue recibida por el viceministro de salud Napoleón Ortega, que informó que la Movilización Nacional contra el Dengue promueve la participación voluntaria de más de 35 mil brigadistas de salud en todo el país y todos los días.

“Ustedes podrán ir a los barrios y se encontrarán que seguimos en la jornada de limpieza con la juventud, los gabinetes de gobierno, las instituciones del estado, esto es una ordenanza del Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo y nosotros vamos a seguir hasta que logremos el control efectivo de esta epidemia”, dijo Ortega.

El embajador de Cuba en Nicaragua Eduardo Martínez, indicó que su país como miembro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), está poniendo lo mejor de sus esfuerzos para ayudar los pueblos, en este caso Nicaragua.

“En el caso de los compañeros de Labiofam, que es los laboratorios, la empresa que la doctora representa tiene mucha experiencia, no solo en Cuba sino en África, en otros países de América Latina y ellos muy gentilmente tan pronto se hizo la solicitud por parte del gobierno nicaragüense, la compañera Rosario, el comandante Daniel accedieron a venir rápidamente”, dijo Martínez.

Biolarvicidad muy efectivo para erradicar los mosquitos

El biolarvicida (Bactivec) es un producto elaborado por Labiofam y es reconocido por la Organización Mundial de la Salud y su ingrediente activo es el Bacilos Thuringiensis, descubierto desde la década de los 70 y ha sido usado sistemática en muchos países.

“El Bactivec es un biolarvicida usado ampliamente para el control biológico de diferentes especies de mosquitos, vectores de enfermedades tropicales. Su aplicación ha demostrado ser muy efectivo y no se han reportado casos de efectos adversos en la flora o fauna acompañante ni en el hombre”, destaca el sitio web de Labiofam, fabricante de este biolarvicida.