El jefe del Estado Mayor General, Mayor General Oscar Balladares Cardoza, explicó que el principal resultado del plan fue haber sacado la cosecha con tranquilidad y superar la meta de un poco más de 2.2 millones de quintales del grano de oro.

“Éxito decimos porque en esta cosecha no tuvimos noticias de ningún productor o trabajador secuestrado, de ningún productor o trabajador en un camino por robarle el bien cosechado y por esas razones creemos que es bastante exitosa esta cosecha y el plan de seguridad y protección a la misma”, recalcó Balladares.

El comisionado general Ramón Avellán Medal, subdirector general de la Policía Nacional, informó que durante la ejecución del plan se custodiaron aproximadamente C$192 millones para el pago de la planilla en las fincas cafetaleras y se tuvo una disminución de 4% en los casos de delitos comparados con el periodo anterior.

El jefe policial indicó que al concluir el plan cafetalero se pueden señalar cinco aspectos fundamentales: el continuo desarrollo de esfuerzos conjuntos con todas las organizaciones involucradas en el plan, la seguridad y protección que se le brindó a 45,200 productores en un área de producción de 181,960 manzanas de cultivos de café, protección a los C$192 millones para el pago de los trabajadores, reducción de la ocurrencia delictiva y haber aportado a la producción y alcanzar la meta de 2 millones 200 mil quintales de café.

“Esto es posible gracias a la aplicación del modelo policial que su razón de ser es el vinculo con la comunidad, concatenando la doctrina del buen vivir, pues en Nicaragua el Gobierno considera que la seguridad ciudadana está vinculada a la libertad e integridad física, psíquica, económica y cultural de los ciudadanos y sus interacciones. Su aporte a la gobernabilidad se expresa en la prevención y control de la violencia en sus diferentes manifestaciones”, declaró Avellán.

Juan Ramón Obregón, secretario ejecutivo de Conacafe nacional, afirmó que el trabajo de seguridad, patrullaje y todos los operativos de las fuerzas armadas nicaragüenses les dan a los productores la satisfacción de celebrar sin actos delictivos de mayor trascendencia que puedan haber opacado el éxito de la cosecha cafetalera.

“Se sintió en realidad la seguridad y protección de parte del Ejército y la Policía, porque este año no tuvimos percances mayores, hubo buena cobertura y no se dieron asaltos en los caminos a la planilla ni en las carreteras, no tuvimos problemas con el transporte desde la finca hasta los beneficios y se vio el despliegue tanto de la Policía como del Ejército y se va poco a poco asegurando más la cosecha y la producción”, dijo Enrique Matamoros, productor cafetalero del municipio de San Ramón.

Mario López Rizo, representante del Consejo Nacional del Café en Jinotega (Conacafe), destacó que los productores en todo el país hoy gozan de mucho más seguridad y tranquilidad gracias al apoyo que vienen recibiendo año con año de parte del Ejército y la Policía.

“Es digno reconocerle al Ejército ese gesto que  este año fue un éxito en cuanto a que los delitos y robo a la cosecha fueron menores y realmente fue un éxito, nos están garantizando seguridad y tranquilidad al momento de cultivar y cosechar el café”, comentó Pastor Osegueda.