Desde ayer los usuarios de Twitter habrán podido comprobar que la red social ha renovado su estética, incluyendo la previsualización de fotos y vídeos en el timeline. Hasta ahora, los usuarios tenían que hacer clic en el tweet para ver los archivos incrustados. Aunque el cambio no afecta a los mecanismos básicos de cómo se comparte contenido, es probable que cambie el sentido de Twitter, que durante mucho tiempo se aferró a sus raíces como red social de los 140 caracteres.

Twitter se prepara para salir a bolsa en cuestión de semanas, así que el cambio puede parece una estrategia para dar mayores oportunidades a los anunciantes, que podrán publicar anuncios más visibles y atractivos para los usuarios. La red social ha constatado que las imágenes y los vídeos son algunos de los contenidos más “retweeteados” y compartidos en las redes sociales.

El tweet que más ha circulado en la historia de Twitter, por ejemplo, era una imagen enviada desde la cuenta del presidente Obama en la noche de las elecciones en 2012; tres palabras, "Cuatro años más", subtitulan una foto de Barack y Michelle Obama abrazados en el momento en que el presidente declaró la victoria . "Estos tweets ricos pueden acercar a los usuarios a lo que está pasando, y hacer que se sientan como si estuvieran allí mismo contigo", explica Michael Sippey, vicepresidente de producto de Twitter, en un breve post en el blog de la red social.

Estos cambios recuerdan que las redes sociales son uno de los campos más disputados en el sector de la tecnología. Facebook también realizó algunas modificaciones en su diseño y algoritmos de suministro de noticias hace unos meses para promover en mayor medida el contenido visual; también adquirió Instagram por 1.000 millones de dólares el año pasado. Por su parte, Google dio a conocer el martes que los usuarios podrían publicar videos caseros en Google+, una estrategia para poder competir con Instagram y Vine.

La nueva imagen de Twitter impulsó reacciones a favor y en contra por parte de expertos y gurús de la tecnología. Mathew Ingram, escritor en GigaOm, dijo que la red de microblogging estaba "en peligro de sufrir lo que algunos llaman el ‘efecto MySpace’ (un exceso de los anuncios e imágenes llamativas)", precisamente porque los usuarios de Twitter están acostumbrados al texto simplificado. Asimismo, Ingram lanzó una pregunta: "¿Compensará el número de anunciantes entusiastas el número de usuarios irritados?".