Alrededor de 15 tramos del mercado Oriental quedaron reducidos a cenizas a causa de un voraz incendio que se desató en el sector de El Calvario y que solo logró ser controlado poco después de una hora de denodada lucha de los bomberos y comerciantes, que arriesgaron sus vidas para sofocar las llamas que amenazaban con repetir la historia del 2008 cuando ocurrió el gran incendio de ese centro de compras.

No solamente bomberos y comerciantes participaron en la lucha sin cuartel contra las llamas, sino que también policías, miembros de la Defensa Civil y de la Brigada Humanitaria de Rescate se introdujeron hasta el interior de los tramos para ayudar a apagar las llamas.

Sin embargo, bomberos y voluntarios trabajaron en situación sumamente precaria puesto que los camiones no lograban llegar hasta el sitio por el desorden de los tramos que ocupaban las vías para llegar hasta el sitio donde cerca de 15 tramos estaban incendiándose.

Los bomberos tuvieron que unir buena cantidad de metros de mangueras para poder llevar el agua hasta el sitio, perdiendo parte de la presión que requerían para luchar contra el incendio, sin embargo otra parte de bomberos y comerciantes que se enfrentaban con las llamas debieron hacer uso de baldes para lanzar agua contra las llamas.

El compañero Fidel Moreno, Secretario General de la Alcaldía de Managua, quien se encontraba a unos 15 metros del último foco del incendio manifestó que la Alcaldía de Managua estaba garantizando el flujo de agua para que los bomberos pudieran trabajar y sofocar el incendio.

Alcaldía de Managua garantizó suministro de agua

Lamentó Moreno la destrucción de tramos y de mercadería que se quemó o la que resultó dañada por el humo, por el agua o las cenizas y añadió que como Alcaldía garantizaron el suministro de agua para que los bomberos pudieran trabajar.

El secretario general de la Alcaldía expresó se requiere seguir reordenando el mercado para que las unidades móviles de los bomberos puedan entrar al popular centro de compras, que aún tiene calles casi cerradas por tramos y mercancías.

En ese sentido, expresó que los bomberos tuvieron que hacer un esfuerzo extraordinario para poder llegar hasta donde estaba el foco del incendio, mientras policías resguardaban el sitio de inescrupulosos que estaban saqueando.

Fuerte olor a “zéner”

Comerciantes ubicados en el sitio del incendio trataban de salvar algo de sus mercancías, sin embargo dado que el siniestro tocó también el sector de ferreterías un intenso olor a “zener” o diluyente de pintura corría a los pies de bomberos, policía y comerciantes que laboraban en apagar las llamas.

Efectivamente en el agua que corría en el pavimento se miraba una mancha blanquesina con el intenso olor a “zener” que hacía peligrar aún más la situación.

Entre tanto, Carlos Barberena, un comerciante dijo que gracias a Dios se controló el incendio, pero reiteró que a los compañeros bomberos se les hizo muy difícil luchar contra las llamas, por lo cual llamó a los comerciantes a despejar las vías que entran hacia el mercado en situaciones de emergencia.

Joel Guevara Benavides dijo muy nervioso que estaban sacando las mercancías de su tramo para no perderlas con el fuego, al tiempo que lamentó el peligro en que se encontraba su modo de vivir, así como también lamentó el hecho de que habían personas que andaban saqueando.

Por su lado, Melba Sánchez Suárez dijo que un siniestro como el que volvió a azotar el mercado, después del que ocurrió en el 2008, pude evitarse, con solamente seguir al pie de la letra las orientaciones del SINAPRED y de los bomberos.

FOTOS DEL INCENDIO (VER MÁS EN SECCIÓN GALERIA):