Sectores sociales, políticos y religiosos, destacaron el reciente mensaje del Presidente Daniel Ortega Saavedra, en el que reitera la vocación de trabajo del Gobierno Sandinista para llevar a las familias nicaragüenses por sendas de Paz, Unidad y Reconciliación en los nuevos tiempos.

El Nuncio Apostólico del Vaticano en Nicaragua, Monseñor Fortunatus Nwachukwu, valoró como positivo el mensaje del presidente Daniel y coincidió con el mandatario al afirmar que la reconciliación y la unidad es algo que se construye continuamente.

“Ayer escuché esto en un acto del Presidente, durante el cual, él mismo nos mostró un ejemplo concreto de esta reconciliación entre dos personas que están fuertemente opuestas y ahora están en reunión”, aseguró Nwachukwu.

El Nuncio explicó que donde hay personas que viven en comunidad habrá siempre diferencias, no obstante, señaló que depende de la voluntad de las partes aprender a superar los obstáculos para alcanzar la unidad y la reconciliación.

Por su parte el Padre Miguel D’Escoto, ex presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, y ex canciller nicaragüense, aseguró que el Comandante Daniel tiene razón cuando expone que la unidad es indispensable para que Nicaragua salga adelante.

“Si nosotros amamos a Nicaragua tenemos que seguir esa orientación del Presidente Daniel para que nos unamos todos”, indicó D´scoto.

También manifestó que es lamentable que algunas personas, sembradoras de cizaña, procuren la desunión y la no reconciliación entre las familias nicaragüenses.

A esas personas “tenemos que buscar cómo atraerlos y pedirle al Señor que les ayude a liberarse de esa cizaña, de ese veneno y que busquen la fraternidad y la unidad para el bien de todos los nicaragüenses”, indicó.

El Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Nacional, diputado Jacinto Suárez, valoró que con su mensaje el Presidente Daniel demuestra su visión de estadista y de hombre de futuro al propiciar la unidad y la reconciliación.

“El ha sabido aplicar esa política en un país de reconstrucción y en un país que está entrando de los traumas de la guerra y de las fatalidades de la naturaleza a un proceso de reconciliación nacional”, expresó Suárez.

Asimismo dijo que el trabajo del Cardenal Miguel Obando a favor de la Paz ha sido muy importante. “El es un símbolo de reconciliación, un símbolo de paz, un símbolo de unidad y tampoco nadie lo puede negar”, indicó.

Representantes de otros sectores políticos, como el diputado Wilfredo Navarro, señalaron que el gobierno actual impulsa, a través del modelo de búsqueda de consenso, el desarrollo del país.

“Hay acuerdos con empresa privada, con los trabajadores que han traído estabilidad económica y estabilidad social. Creo que es en la línea correcta que va el gobierno impulsando las negociaciones y no prestarse a los juegos de los medios de comunicación que impulsan una visión guerrerista en un país donde ya no puede existir la guerra”, explicó Navarro.

“Aquí no hay oportunidad para la guerra. Aquí las cosas las tenemos que arreglar por la vía pacífica y mal hacen los medios de comunicación o dirigentes políticos en tratar de ver una guerra donde no existe”, agregó el diputado aludiendo a la manipulación mediática que algunos medios de derecha hacen para alentar brotes de violencia.

En ese sentido, Navarro también explicó que los sembradores de la cizaña en este país están fuera del contexto de la nueva sociedad nicaragüense.

Finalmente la diputada Elida Galeano, destacó que el Gobierno del Presidente Daniel Ortega es el único que ha dado verdaderas pruebas de la unidad y reconciliación que promueve desde su regreso al poder en el 2007.

“Ningún gobierno que tuvimos nos cumplieron los acuerdos de desmovilización, (pero) increíblemente que con el que pensábamos que era el peor enemigo, que decíamos que era el comandante Daniel Ortega, es el que ha ido cumpliendo los acuerdos de la legalización de la tierra, integrándonos en programas sociales de salud, educación, hemos tenido el reconocimiento como es declarar el día 27 de junio el día nacional de la resistencia nicaragüense”, aseguró.

Para Galeano, en este país ya no hay cabida para la guerra. “La guerra la quieren los que no la vivieron o los que vivieron de la guerra; los que la vivimos verdaderamente no queremos saber nada de guerra”, afirmó.