La directora adjunta del Mecanismo Regional de Pesca del Caribe (CRFM), Susan Singh-Renton, advirtió sobre la disminución de los recursos marinos en la región debido al cambio climático, reporta hoy la prensa.

Citada por el diario electrónico Caribbean News News, Singh-Renton se mostró preocupada por el futuro de las reservas de mariscos en la zona.

El cambio climático afectará a los peces y sus hábitats y, por tanto, repercutirá en la industria pesquera, con el consecuente costo social y económico, subrayó.

La representante del CRFM destacó también el peligro que corren los arrecifes coralinos y los manglares debido a la acidificación de los océanos, al aumento de la temperatura del mar y al proceso de sedimentación en las costas.

En ese sentido, recordó que el turismo es uno de los principales renglones económicos del Caribe.

Los arrecifes de coral de la zona están entre "los ecosistemas más ricos del mundo y por tanto deben ser cuidadosamente vigilados y conservados", afirmó.

Singh-Renton resaltó que otro factor que afectará a la pesca son los cambios de patrones de las corrientes oceánicas porque influyen en la migración de las especies acuáticas.

Diversos estudios advierten que la elevación de los mares, además de cubrir parte de esas islas, podría contaminar muchas fuentes de suministros de agua dulce en el Caribe, lo cual unido a la disminución de las lluvias por la transformación del clima tendrá efectos catastróficos.

El Grupo Intergubernamental del Cambio Climático en su último reporte reveló que el nivel medio global del mar se incrementó 19 centímetros desde 1901, pero en la última década creció 3,2 centímetros, casi el doble de la tasa durante el siglo XX.

Observamos un cambio en los patrones climáticos, subrayó April Alexander, coordinadora para la región de la Alianza Mundial del Agua, durante una reciente reunión sobre el tema en Santa Lucía.