México amaneció este sábado con el horario normal, luego de que a las 02H00 locales (06H00 GMT) finalizó el de verano y se atrasó una hora el reloj.

La aplicación del cronómetro de verano, desde el segundo domingo del pasado marzo hasta este sábado, logró ahorrar mil 635 millones de pesos (equivalentes a unos 126 millones de dólares), según estimó la Secretaría de Energía.

Asimismo, evitó la emisión a la atmósfera de 560 mil toneladas de bióxido de carbono, principal causante del efecto invernadero.

El horario de verano, en el cual se adelantan una hora a los relojes durante los meses del año en que se registra una mayor insolación en el hemisferio norte, permitiendo aprovechar más la luz diurna.

En México se aplicó nacionalmente por primera vez el 7 de abril de 1996, aunque anteriormente se usó en los estados de Baja California (noroeste) y Yucatán (sureste).

Más de 80 países ponen en práctica actualmente el horario de verano, que fue propuesto a principios del siglo pasado por Benjamin Franklin y se empleó por primera vez en varias naciones en 1916, para el ahorro de carbón.