Lodesani manifestó que si bien hay un esfuerzo regional por parte de todos los gobiernos, “Nicaragua ha tenido un liderazgo muy fuerte” en todo el trabajo que se ha venido haciendo hasta el momento.

Reconoció así mismo que el buen desempeño de Nicaragua no solo se hace visible en el ámbito de la seguridad alimentaria y la nutrición, sino que “en todo lo social” también “hay un compromiso muy fuerte”.

“Las políticas son muy buenas. La gente que hizo estas políticas, es gente competente con el compromiso”, afirmó el director regional del PMA.

Nicaragua es un país que actualmente el 19% de su población padece hambre, sin embargo, esta cifra, de acuerdo al PMA, era mucho mayor hace 20 años cuando el hambre afectaba a aproximadamente el 50% de sus habitantes.

Según Elmud Rauch, representante de este organismo en Nicaragua, estos indicadores han hecho merecedores al país de ubicarse entre las pocas naciones del mundo en cumplir con el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) que tiene que ver con la reducción del hambre.

“Nicaragua es uno de los pocos países del mundo en cumplir la meta de los ODM”, indicó.

El PMA aporta anualmente con 8 millones de dólares en programas de primordial importancia para el gobierno, como es la merienda escolar, a través del cual diariamente 1 millón de niños reciben alimentos en sus escuelas.