Cumpliendo el mandato del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, brigadas de Promotoría Solidaria se desplazaron esta mañana en diferentes barrios de la capital para continuar garantizando las Ayudas Técnicas a los Adultos Mayores.

Los promotores solidarios hicieron entrega de andariveles, sillas de ruedas, bastones y muletas, priorizando a aquellas personas de la tercera edad que sufren enfermedades crónicas o dificultades motoras.

La compañera Ninozka López, miembro de Juventud Sandinista 19 de Julio, indicó que estos medios auxiliares los están entregando con el objetivo de dar cumplimiento a los acuerdos que sostuvo el Gobierno Sandinista con la Unidad Nacional del Adulto Mayor (UNAM).

“Este es el apoyo a la dignificación de estas familias que estamos haciendo llegar por mandato del Presidente Daniel y la compañera Rosario. Nosotros, a partir de las solicitudes que recibimos semanalmente, priorizamos los casos, y hacemos entrega de estas sillas de ruedas y bastones”, explicó.

José Agustín Guevara, poblador del Barrio Batahola Sur, ha sido intervenido quirúrgicamente tres veces en una de sus piernas, por lo que fue priorizado en este programa de restitución de derechos.

“Me siento conforme. Me siento muy agradecido, y ojalá que el Señor me tenga otros días más con vida. Estoy muy agradecido con las compañeras que me han traído esta silla de ruedas, y les rindo las gracias por todo esto”, expresó.

Lila Carballo, nieta de José, manifestó sentirse muy contenta, porque al recibir esta silla de ruedas su abuelo, ahora podrá llevarlo al médico con más frecuencia; además de poderlo llevar a lugares de esparcimiento donde pueda sentirse más lleno de vida y tranquilo.

“Me siento muy alegre, porque no teníamos dinero para comparar este medio auxiliar, y gracias a Dios que ahora mi abuelo podrá movilizarse más. Y era súper difícil, porque incluso los doctores nos recomendaron que era malo tenerlo solo en la cama o solo en la silla, y ahora sí lo vamos a poder llevar a pasear”, señaló.

Carlos José Martínez, habitante del Barrio La Esperanza, explicó que además de recibir su bastón para poder afianzarse más y evitar un mayor desgaste en las rodillas, la Promotoría Solidaria también le garantiza mensualmente su Paquete de Alimentos Solidarios, restituciones de derechos que sólo ha obtenido durante la segunda etapa de la Revolución Sandinista.