Unos 3 mil pequeños y medianos productores del país tendrán acceso al proyecto “Reducción de la Vulnerabilidad del Pequeño Agricultor al Riesgo de Precios” que está promoviendo APEN en coordinación con la Bolsa Agropecuaria (BAGSA).

Este proyecto está diseñado a ejecutarse en dos años, tiempo en el que se invertirá un millón de dólares aportados por el Fondo Japonés para el Desarrollo Social (JSDF), indicó Enrique Zamora Presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN).

Este proyecto busca como proteger a pequeños productores de los riesgos que conlleva la volatilidad de los precios de los alimentos en los mercados internacionales, reducir los costos de transacción en el comercio local e internacional de productos agropecuarios, acceso a herramientas y estrategias de gestión del riesgo de precios”, dijo Azucena Castillo, gerente de APEN.

Con este proyecto se elaboraran nuevas estrategias de comercialización y diseño de nuevos instrumentos de cobertura de riesgo de precios basadas en BAGSA para beneficio de pequeños agricultores y se impulsarán actividades que aceleren las medidas que se están tomando actualmente para facilitar el comercio, explicó Zamora.

Luis Arévalo Gerente de BAGSA, aseguró que se brindarán capacitaciones y asistencia técnica relacionada con el uso de las herramientas innovadoras para que las organizaciones de pequeños agricultores puedan tener acceso a instrumentos de reducción de riesgo.

“Con estos beneficios que generan estabilidad los pequeños productores podrán tener acceso a crédito, invertir en sus fincas, estabilizar el empleo en el campo y contribuir a la reducción de la pobreza”, enfatizó Arévalo.