Las autoridades japonesas comenzaron este miércoles la evacuación de más de 50 residentes de la isla de Izu Oshima, al sur de la capital, ante la llegada al archipiélago del ciclón Francisco, después de que otro devastara la isla hace una semana.

Según la Agencia Meteorológica Japonesa, el tifón Francisco se encontraba este miércoles unos 280 kilómetros al sureste del archipiélago de islas de Okinawa, y avanza en dirección noreste a una velocidad de 15 kilómetros por hora.

La llegada del tifón Francisco, el número 27 de la temporada en el Pacífico, ha provocado la evacuación preventiva de parte de la población de la isla, situada unos 100 kilómetros al sur de Tokio, y en la que el anterior tifón Whipa dejó un balance de al menos 30 personas muertas y 15 desaparecidas.

Las evacuaciones por mar proseguirán este jueves. El nuevo tifón, Francisco, considerado poderoso por los meteorólogos, debe llegar a la región de Tokio hacia el final de esta semana con fuertes vientos y lluvias torrenciales.

Los evacuados hasta ahora son sobre todo personas mayores, también se procederá a sacar de la isla a discapacitados y mujeres embarazadas, mientras se ha ofrecido asistencia a cerca de 500 residentes.