Cuadrillas de trabajadores de la Alcaldía de Managua continuaron las labores de limpieza en los cementerios de la capital, de cara a la conmemoración, el próximo 2 de noviembre, del Día de los Fieles Difuntos.

En el Cementerio Oriental, conocido también como cementerio periférico, las cuadrillas realizaron labores de poda de árboles, limpieza de andenes, pintura general a lo interno del camposanto y señalización vial.

El vicealcalde de Managua, Enrique Armas, precisó que en total la comuna capitalina está invirtiendo más de medio millón de córdobas para el remozamiento de 4 camposantos donde están sepultados centenares de miles de nicaragüenses.

Armas indicó que el Cementerio Oriental fue fundado en 1959 y en el descansan los restos de 100 mil nicaragüenses, incluyendo a centenares de miles de compañeros que dieron su vida por el triunfo de la Revolución Popular Sandinista en 1979.

“Fueron sepultados aquí los héroes y mártires de San José de las Mulas, tenemos al Padre Teo, tenemos a Eduardo Contreras, entre otros”, recordó.

También explicó que en total trabajan 80 compañeros de la alcaldía, los que estarán hasta el 2 de noviembre, remozando la infraestructura de los cementerios.

“Se está señalizando, se está trabajando en los andenes, se va a hacer una inversión total de 120 mil córdobas, de manera que esperamos el 30 tener listo, para que el día dos este cementerio reciba a las familias que llegan a enflorar a sus difuntos”, detalló Armas.

El cementerio periférico ocupa una extensión de 16 manzanas y alberga unos 27 mil lotes.

Algunas personas que llegaron a realizar trabajo de limpieza en las sepulturas de sus familiares, consideraron que el trabajo de la alcaldía es muy oportuno.

“Miramos que está bonito, ahora miramos que hay más seguridad venir. Yo vengo una vez al mes a visitar a mi padre”, explicó Cándida Méndez.

“Estamos viendo que hacen el esfuerzo para mantener limpio, aquí tenemos enterrado a mi papá y otros familiares más. Nos sentimos confiadas en entrar, sabemos que no hay peligro porque aquí cuidan bastante”, dijo doña Rosa Aguilera.