Autoridades mexicanas alertaron que continúa la alerta roja para cinco municipios del estado de Guerrero, naranja para la Costa Grande y amarilla para el resto de la entidad, por el huracán Raymond; las lluvias han sido de intensas a moderadas en la mayor parte.

El gobernador Ángel Aguirre Rivero recomendó a los presidentes municipales a extremar las medidas de vigilancia para las zonas de riesgo y de ser necesario comenzar la evacuación de las personas que así lo requieren, para resguardar su integridad física.

De acuerdo con los pronósticos, las lluvias continuarán de menor intensidad en algunos puntos de la entidad, pero de moderadas a fuertes en la zona de la Costa Grande, de donde se recomienda extremar las medidas de prevención, para con las familias en riesgo.

El subsecretario de Protección Civil en Guerrero, Constantino González Vargas, informó que hay especial atención para 125 localidades que presentan deslizamiento de laderas inestables, entre ellas la localidad de San Vicente, municipio de Chilpancingo, de donde ayer fueron trasladas algunas personas a la capital.

El subsecretario de Protección Civil informó que si continúa el mal tiempo, durante las próximas horas podrían ser evacuadas más familias de otras localidades, por los riesgos de deslizamiento y hundimiento de terreno, que pone en riesgo la integridad de los habitantes.

En tanto que las lluvias registradas durante las últimas horas en el estado han provocado problemas de inundaciones en varios puntos de las zonas urbanas y tramos carreteros, en consecuencia las autoridades recomiendan extremar las medidas de precaución.