Con el apoyo del gobierno de Japón, Nicaragua culminará en los próximos meses, tres importantes proyectos de infraestructura cuyo impacto social y económico está dirigido a reducir la pobreza y las desigualdades sociales.

En los últimos años, a través de su embajada, Japón ha invertido aproximadamente 62 millones de dólares en importantes proyectos entre los que destacan el Puente Santa Fe; el camino de Naciones Unidas a Bluefields; y la conexión entre los municipios de El Tortuguero y Wapí; sumando a esos proyectos los tres nuevos puentes de Tecolostote, Las Banderas y La Tonga.

Durante un recorrido de supervisión efectuado por el Embajador de Japón, señor Hiroshi Takano y el Ministro de Transporte, Pablo Martínez, se constató que la ejecución del Puente Santa Fe, que une a Nicaragua con Costa Rica, a través del Río San Juan, avanza en un 84%.

En el puente, que medirá 362 metros de largo, actualmente trabajan 150 nicaragüenses y según los constructores su vida útil será de más de 100 años, con sus respectivos mantenimientos.

Desde la zona fronteriza y en la construcción del majestuoso puente Santa Fe, el representante japonés expresó que, a su juicio, la obra avanza bien y estará lista en abril.

Takano manifestó que el puente va a contribuir con el desarrollo social y económico de la zona. “Aquí hay muchos productos, naranjas, arroz y ganadería, esto notablemente va a mejorar, tenemos esperanza en esto”, explicó.

Además recordó que el gobierno de Japón, ha donado 17 puentes que están ubicados en las principales vías de comunicación terrestre del país.

Tras concluir la visita, Takano aseguró que su país tiene una política fundamental de apoyo a Nicaragua cuyo objetivo es reducir la pobreza y las desigualdades.

En ese aspecto, consideró que el país ha mejorado social y económicamente. Destacó los niveles de seguridad que existen en el país, superior a los de la región centroamericana, y por esa razón explicó que Japón tiene interés de que sus inversionistas consideren a Nicaragua como un buen destino para los negocios.

Respecto a las obras de infraestructura que su país está financiando, señaló que la contraparte japonesa está satisfecha con el nivel de avance de las obras civiles.

Por su parte el titular de transporte, ingeniero Pablo Martínez, destacó los impactos a nivel económico y social de cada una de las tres obras que se ejecutan con apoyo de Japón.

En el caso del Puente Santa Fe, Martínez indicó que una vez concluido el puente, los lugareños y cualquier persona podrán cruzarlo sin pagar nada, reduciendo el pago de transporte a través del río.

Además indicó que el puente está concebido como un estimulo a la Unidad Centroamericana, puesto que el mismo servirá para conectar Nicaragua y Costa Rica, dejando abierta la posibilidad de otro corredor más para el transporte internacional.

Asimismo dijo que el puente disminuirá los costos para el transporte de mercancías, lo cual incidirá en mejores precios para los productos como naranjas, yuca y frijoles que se comercializan en la zona.

A ello sumo el beneficio que centenares y miles de familia tendrán para acceder a la salud. “La gente de esta zona ahora dispone de una carretera pavimentada con las cual puede llegar en 4 horas a Managua o a otros municipios y atender su salud”, explicó el Ministro.

De la misma manera Martínez explicó que el camino entre Naciones Unidas Bluefields, que cuesta unos 8 millones de dólares, y el camino entre El Tortuguero y Wapí, que se construye a un costo de 12 millones de dólares, reducirán notablemente los costos de transporte para los lugareños, y mejorará su acceso a otros servicios básicos como escuelas y centros de salud.

“A un poblador del Tortuguero le costaba casi 600 córdobas para llegar a Rama, ahora anda por 60 córdobas. Una vez que tengamos concluido, en noviembre, el camino, ya el enfermo puede salir, los estudiantes pueden salir y regresar a su población y los productos pueden salir también”, explicó Martínez.

El ministro remarcó que las obras que se ejecutan con apoyo de Japón convierten en protagonistas a amplios sectores de la población nicaragüense.