Una intensa jornada de fumigación y abatización se desarrolló este lunes en el barrio Batahola Norte, donde, de acuerdo al Ministerio de Salud (Minsa), se han disparado los casos de dengue.

Durante esta jornada unos 40 brigadistas del Ministerio fueron casa por casa eliminando los criaderos del mosquito transmisor, así como también orientando a los pobladores sobre la mejor forma de combatir esta mortal enfermedad.

“La lucha contra el dengue es de todos. El abate y la fumigación son las armas que tiene el Minsa, lo demás depende de la misma población”, aseguró la brigadista María López Guzmán.

El Ministerio hace el llamado a la ciudadanía a no tener objetos inservibles en sus hogares que puedan acumular agua, ya que allí es donde prospera el mosquito.

La pobladora Maritza Rodríguez dijo estar consciente de que si ellos no poden un granito de arena para erradicar los criaderos, cada vez habrá más víctimas del dengue.

“A mí me parece excelente el trabajo que hacen ellos (los brigadistas), porque aquí ahora están pasando casi diario abatizando y fumigando; pero también nosotros como pobladores tenemos que poner de nuestra parte manteniendo limpias nuestras casas", indicó.

Rodríguez lamentó que muchas viviendas mantengan sus puertas cerradas a este tipo de jornadas, pues una casa sin abatizar es un potencial criadero del zancudo.

Y es que efectivamente las casas renuentes constituyen el principal problema al momento de enfrentar esta enfermedad, ello debido a que el mosquito tiene un radio de acción de hasta 500 metros a la redonda.

“Los pobladores tenemos que tener confianza en los brigadistas, y también colaborar botando botellas y todos los calaches”, manifestó Dora Álvarez, otra de las habitantes de Batahola Norte.

En lo que va del año ya son 9 personas las que han muerto por dengue, la última de estas en el departamento de Rivas.