El Barco Insignia que conducen el Presidente CONSTITUCIONAL de Nicaragua Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo a favor del pueblo nicaragüense, continúa navegando viento en popa y su popularidad aumenta sin que nadie le haga sombra.

Dentro y fuera de Nicaragua, las encuestas son contundentes. Los gobernantes nicaragüenses deben su inmensa popularidad por varias razones que nadie puede ocultar.

Primero, y por sobre todas las cosas, el binomio presidencial Ortega-Murillo gobierna para todos los nicaragüenses, sin distingos de ideologías políticas.

Reconocido por tirios y troyanos, Ortega y Murillo le han declarado la guerra a muerte a la pobreza, que se ha reducido considerablemente, tal y como lo ha reconocido públicamente la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Con sabiduría y prudencia, la Administración Sandinistas ha hecho del diálogo permanente, una de sus banderas de estabilidad y las negociaciones tripartitas Gobierno-Empresa Privada-Trabajadores, han dado inmensos frutos que han redundado en el aumento de las inversiones nacionales e internacionales en nuestro país.

Esas alianzas han permitido, además, la creación del empleo formal que es otra de las iniciativas gubernamentales.

Y como expresó recientemente el fuerte empresario nicaragüense, Carlos Pellas” “en Nicaragua vivimos en un país abierto y es un modelo de alianza que debe ser tomado como un ejemplo para toda la región”.

A nivel nacional e internacional, los emblemáticos programas sociales emprendidos por Ortega y Murillo, son elogiados e, incluso, muchos gobiernos envían constantemente delegaciones a Nicaragua para informarse cómo funcionan esos programas a favor del pueblo nicaragüense.

Porque para nadie es un secreto que los programas como HAMBRE CERO, USURA CERO, PLAN TECHO, BONO SOLIDRIO y la integración de la mujer nicaragüense a la economía diaria del país, han ayudado a sacar de la marginación a nuestras hermanas.

La integración de la JUVENTUD en el desarrollo del país, como vanguardia del futuro, está asegurado y como dice la Primera Dama, “La juventud me inspira todos los días”.

Estas encuestas demuestran una vez más, que los nicaragüenses desean que el binomio presidencial Ortega-Murillo continúe con los programas de transformación económica y social implementados en los últimos años.

Estos programas de transformación redundan siempre en beneficio de la sociedad en general, profundizando los programas sociales que significan la RESTITUCION DE DERECHOS de los nicaragüenses bajo el Gobierno Cristiano, Socialista y Solidario, o sea, EL GOBIERNO DEL BIEN COMUN.

No es casualidad, entonces, que el Presidente Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, obtengan más del 70 por ciento de popularidad entre los nicaragüenses, de acuerdo a la última encuesta divulgada por la prestigiosa Consultoría M&R Asociados, divulgada la semana pasada.

Esa misma encuestas dio como resultado, que casi el 80 por ciento afirmara que el binomio Ortega-Murillo, une a los nicaragüenses con su política de diálogo permanente con todos los sectores de la población.

Pero si el trabajo excelente que realizan el Comandante Daniel Ortega y la Primera Rosario Murillo es reconocido ampliamente por los nicaragüenses, a nivel internacional es también impresionante observar que su gestión gubernamental es reconocido como uno de los mejores del mundo.

De acuerdo con la también prestigiosa Consultoría MITOFSKY, con sede en México, la Administración del Presidente Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, está entre los cuatro mejores gobiernos no solo del Continente Americano, sino del mundo.

Estas excelentes noticias confirmadas por el pueblo nicaragüense y divulgadas por la mayoría de los medios de comunicación, fueron calladas y ocultadas, como siempre, por el representante más recalcitrante de la derecha extrema de Nicaragua: EL DIARIO LA PRENSA.

Aquí se demuestra, una vez más, no la imparcialidad de La Prensa, sino su radical parcialidad visceral, ponzoñosa y venenosa.

El Diario La Prensa calla miserablemente, como siempre, ante la avalancha de popularidad y respaldo que reciben por parte del pueblo nicaragüense, el Comandante Presidente Daniel Ortega y la Primera Dama, Rosario Murillo.

Dejemos, pues, que la ya minúscula derecha recalcitrante del Diario La Prensa se extinga poco a poco.

Mientras tanto, veamos cómo se amplían los horizontes de bienestar a favor de los nicaragüenses.

Veamos tambien cómo el BARCO INSIGNIA que conducen el Comandante Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo navega viento en popa y a toda vela (José de Espronceda), sin que nadie lo entorpezca en su misión de trabajar incansablemente para todos nuestros compatriotas.