En el barrio Juan José Quezada, del Distrito I, estuvo presente una clínica móvil para dar atención en salud a la población cerca de sus hogares, como lo ha orientado el Buen Gobierno Sandinista.

Una brigada de médicos del Centro de Salud Roberto Herrera atendieron a adultos y niños que acudieron en busca de su chequeo, aprovechando la cercanía.

“Estamos brindando servicios de ultrasonografía para toda la población crónica, para las mujeres embarazadas, así también servicios de odontología para los niños, para los adultos”, dijo el doctor Danilo Andrés López, del Centro de Salud Roberto Herrera.

Asimismo, indicó que brindaron consultas generales, pediátricas y a crónicos y aplicaron vacunas, cumpliendo con la jornada nacional de vacunación.

clinica

“Estamos poniendo todos los esquemas que los niños pueden necesitar, así como el neumococo para las personas adultas mayores de 60 años, que nunca se la habían puesto o que tengan un intervalo de 5 años de habérsela puesto”, aseveró.

Otra vacuna que aplicaron fue de la Influenza, para prevenir, sobre todo porque ya se acerca la temporada lluviosa que trae consigo todo tipo de virus y gripes comunes.

Doña Mercedes Arreaza, habitante de este barrio, aprovechó para aplicarse la vacuna del neumococo para prevenir neumonías graves. Ella tiene diabetes y es hipertensa, por lo que esta dosis recibida le reforzará su organismo.

“Esto me parece muy bien, porque nosotros ya a esta edad lo necesitamos y a veces no tenemos la posibilidad económica para poder ir a un doctor y ponerla. Le damos gracias a Dios y a este Gobierno que nos está ayudando de esa forma”, apuntó Arreaza.

“Vi que estaba la clínica y pregunté si estaban poniendo esta vacuna y aproveché ahorita que voy a hacer un mandado, porque ya hace rato quería ponérmela”, añadió.