Personalidades políticas nicaragüenses expresaron que los datos reflejados por la última encuesta de M&R, coinciden plenamente con la realidad que vive el país y el sentir de las familias nicaragüenses.

Los datos de M&R subrayan que el 66.5 por ciento de las familias aprueban la gestión del Comandante Presidente Daniel Ortega Saavedra al frente del Gobierno. Un 72.5% de los nicaragüenses respaldan la gestión económica del Gobierno y otro 70.5% aprueba la institucionalidad del país, mientras el 67.9% afirma que el Gobierno Sandinista promueve la democracia y trabaja apegado a nuestra Constitución Política.

El subprocurador de Derechos Humanos, Adolfo Jarquín Ortel, manifestó que Nicaragua debe continuar durante muchos años con este modelo de diálogo, que permita mayor desarrollo.

“Un punto que considero importante, es que el FSLN es el partido con mayor confianza de parte de los nicaragüenses, mantiene un 59 por ciento de simpatía y otro punto importantísimo, es que el presidente Daniel Ortega está con 76.4 por ciento de aprobación”, opinó Jarquín.

Destacó que el Gobierno Sandinista está rompiendo récords de aprobación nacional, esto porque existe un mandatario que procura el Bienestar de las familias que fueron empobrecidas por el modelo neoliberal durante 16 años.

“Los nicaragüenses tienen confianza en el gobierno en el manejo de los problemas fronterizos, es importante que haya unidad y eso ha logrado hacerlo este gobierno, ha promovido la unidad en todos los sectores”, expresó el subprocurador Jarquín.

El dirigente liberal de Chontales, Humberto Castilla, asegura que cada opinión reflejada en la encuesta coincide totalmente con lo que vive cada familia.

“Estoy seguro que estamos de fiesta internamente, los nicaragüenses necesitábamos eso, unirnos y esta es la mejor prueba de lo que hace un gobierno que está trabajando por su población”, opinó Castilla.

Considera que el Gobierno Sandinista promueve la unidad de los nicaragüenses y esto ayuda a que el país vaya por el sendero del progreso y la bonanza económica.

“Hago un llamado vehemente a algunos políticos que todavía están jugando a opositores, este es el momento de olvidarnos de la oposición, este es el momento de unirnos verdaderamente, con todo el corazón por este país que queremos tanto”.