Con una peregrinación llena de fervor y devoción, familias del municipio El Sauce, departamento de León, conmemoraron los 290 años de la llegada de Nuestro Señor de Milagros, también conocido por el pueblo católico como el ‘Cristo Negro’.

Las principales calles de la ciudad donde se produce la mejor miel se vieron adornadas de mosaicos artísticos a base de aserrín y flores naturales, por donde pasó la milagrosa imagen acompañada por el pueblo devoto.

Cientos de feligreses peregrinaron unas 18 cuadras celebrando a Nuestro Señor de Milagros. El recorrido tradicional partió de la Alcaldía Municipal hasta llegar ala esquina de la pulpería ‘El Baratillo’, en seguida la imagen entró al bello Santuario Nacional, donde se realizó una misa eucarística.

La compañera Rosa Amelia Valle, Alcaldesa del Poder de las Familias y las Comunidades de El Sauce, detalló que el Gobierno Sandinista y todas las familias han iniciado, con el fervor religioso que les caracteriza, dando acompañamiento a las fiestas en honor al Cristo Negro.

“Para nosotros es una alegría estar celebrando los 290 años de la llegada de Nuestro Cristo Negro, con este fervor religioso que nos caracteriza a todos los cristianos. Es debido a la llegada de Nuestro Señor de Milagros que nuestro municipio se llama El Sauce, porque debajo de un árbol de Sauce fue colocada su imagen que se quedó en nuestro municipio”, destacó.

La Alcaldesa explicó que para las fiestas patronales de El Sauce, mismas que se celebran en enero, son más de 200 mil personas de toda Nicaragua y Centroamérica que llegan a este municipio para elevar sus oraciones al Cristo Negro.

“A partir del tercer domingo de enero son las fiestas patronales, fecha en que vienen peregrinos a pie o en carretas, acompañando a nuestra imagen milagrosa, es un gran fervor que se siente en El Sauce, las familias se llenan de fe y de amor”, sostuvo Valle.

Durante su homilía en la misa eucarística, Monseñor Bosco Vivas destacó que vale la pena que cada vez más personas van conociendo El Sauce y el Santuario Nacional Nuestro Señor de Milagros, donde se encuentra el Cristo Negro.

“La belleza de esta imagen negra de Cristo despierta a quien tiene fe y devoción, y luego también, algo impresionante, la piedad de las personas que vienen a este santuario.Aquí todo el que viene, viene en plan de oración, en plan de encuentro con Jesucristo, Nuestro Señor, es realmente un lugar de oración, un lugar de recogimiento”, refirió.

Durante el peregrinaje, fueron muchas las familias que acompañaron a la imagen. Los devotos saludaron al Cristo Negro elevando sus pequeñas banderas rojas y amarrillas de la iglesia católica; muchos se postraron ante su cruz y recibieron las bendiciones con alegría.

“Nos sentimos muy felices, porque nuevamente la imagen de Nuestro Señor de los Milagros está de aniversario, la imagen milagrosa que nos ha bendecido grandemente, nos ha curado, nos ha sanado, y nos ha llenado de fe a las familias sauceñas”, expresó Roberta González.

“El pueblo de El Sauce está de fiestas en honor al Cristo Negro, Nuestro querido Señor milagroso, quien nos ha acompañado en el dolor, en la felicidad, nos ha dado gloria y mucha tranquilidad en estos tiempos”, expresó Gloria Picón.

Monseñor Guillermo Berríos, sostuvo que el Cristo representa una fuente de vida eterna para los católicos, por lo que durante la peregrinación demuestran el amor que le tienen elevando sus oraciones y llevándole humildes presentes.

“Esta es la expresión de que Dios nunca nos ha abandonado, y siempre ha estado ahí, siempre camina él dándonos su mano; por eso aquí cada año son miles las personas que vienen de todos lados para pedir por las sanaciones de Nuestro Señor de Milagros, quien nunca nos desampara”, manifestó Berríos.

Las fiestas en homenaje al Cristo Negro no pararon al son de los mariachis y cohetes.Durante la tarde de este viernes también se celebró un colorido festival de canto y música, donde participaron los mejores artistas locales, quienes también saludaron el 108 Aniversario en que El Sauce fue elevado a categoría de ciudad.