El sujeto Marvin Figueroa, que fue detenido en el barrio El Zapote, jurisdicción del departamento hondureño de Danlí, tiene vínculos con el narcotráfico internacional y con el robo de decenas de semovientes en el sector del Triángulo Minero en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) de Nicaragua.

Lo anterior fue confirmado por la Directora de la Policía Nacional, Primer Comisionada Aminta Granera, tras asegurar que Figueroa fue detenido por la policía de Honduras, misma que lo había circulado por tener vínculos con bandas criminales de esa nación y por tentativa de homicidio contra un ciudadano hondureño.

Figueroa fue detenido en El Zapote junto a uno de sus compinches, de nombre Adrián Altamirano Flores, que también forma parte de agrupaciones delincuenciales que se dedican al robo de ganado y tráfico de drogas en los municipios de Siuna, Rosita y Bonanza.

“Estos ciudadanos nicaragüenses que estaban en Honduras estaban siendo buscados por tentativa de homicidio a un ciudadano hondureño y también por vínculos criminales con algunas bandas hondureñas. Nosotros tenemos información de estos ciudadanos nicaragüenses de actividades criminales, como es el tráfico de drogas, abigeato, robos con intimidación que estaban realizando en las zonas de las Minas”, dijo Granera.

Manifestó que durante el Plan Especial de Seguridad en el Triángulo Minero, la policía circuló a estos ciudadanos y a otros que forman parte de una banda que comete abigeatos y tráfico de drogas en la zona norte del país y en la RAAN.

“En el Plan Especial nosotros teníamos circulado a estas dos personas y policías nuestros están trabajando en Honduras para intercambiar la información que nosotros tenemos y recibir la información delictiva que ellos tienen, para unir los esfuerzos que pasaremos después a la fiscalía, para ver qué podemos hacer las dos fiscalías en función de estos casos”, comentó la jefa policial después de clausurar un seminario antidrogas que fue impartido por especialistas de la Federación Rusa.

Sobre el tema de la camioneta blanca Hilux con placas M-010-004, en que se movilizaban estos dos delincuentes, Granera aseguró que originalmente pertenecía a la compañía Teresa de Jesús, pero esta fue vendida a una persona originaria de Boaco y ésta a su vez la vendió a una tercera persona no identificada.