Nicaragua se está preparando para acoger el próximo 23 de octubre la cumbre del Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos (Sucre), un mecanismo financiero solidario surgido en 2008 en el marco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba).

“Como país sede estamos preparados para desarrollar todo el evento”, dijo Ovidio Reyes, Gerente General del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Reyes señaló que Nicaragua desde el mes de febrero se encuentra insertado en este mecanismo, lo cual "ha evolucionado de manera satisfactoria".

El gerente general del BCN, afirmó que entre las ventajas del SUCRE está que no hay pérdida cambiaria al momento del intercambio comercial entre los países del grupo.

Actualmente los montos en las transacciones entre los países vía SUCRE ascienden a 1 mil 800 millones de dólares, de acuerdo a Reyes.