El Banco Central de Nicaragua (BCN), informó que la economía nacional podría cerrar este año con un crecimiento de entre el 4.2 y el 5 por ciento, ello gracias al empuje de sectores como la construcción, la industria, la agricultura, la ganadería, la silvicultura y la pesca.

Este viernes el gerente general del Banco Central, Ovidio Reyes, y el titular del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, dieron a conocer las perspectivas de cierre de la economía para el 2103, así como también detalles de lo que será la inversión proyectada en el Presupuesto General de la República 2014.

De acuerdo a Ovidio Reyes, la economía de Nicaragua presenta actualmente un buen dinamismo a pesar de un contexto internacional vulnerable marcado por la reducción de los precios de las materias primas y la débil recuperación de la economía mundial.

A pesar de ello el Banco Central señaló que a septiembre la inflación presenta un acumulado de 4.1%, proyectándose que a finales de año cierre entre un 6.5 y el 7.5%.

Por su parte el precio de la canasta básica se mantiene a la fecha en los 282 dólares, siendo el segundo más bajo de la región centroamericana.

En materia fiscal para agostó se registró un superávit de 1 mil 501 millones de córdobas.

“El dinamismo de la recaudación, un gasto prudente y una política de endeudamiento responsable han incidido en la reducción de la deuda pública y en los niveles sostenibles de endeudamiento externo”, refirió Reyes.

En relación a las reservas internacionales el Banco Central señala que a septiembre estas reflejaban 1 mil 888 millones de dólares, esperándose que cierren el año cercanas a los 2 mil millones dólares.

Precios internacionales afectan exportaciones

Un indicador que presenta cierta reducción es el de las exportaciones, el cual al mes de agosto presenta un 9.3% menos. Esto se ve solventado, no obstante, con el buen dinamismo que presentan las exportaciones de zonas francas, las remesas y la inversión extranjera directa.

“Tenemos problemas con la desaceleración observada en la producción de café, y tenemos problemas con algunos otros productos de exportación por efecto precio. Eso es por el lado de los montos, pero cuando uno observa la actividad económica el volumen total de las exportaciones aún continúan siendo positivas y están creciendo al 1% real”, manifestó el gerente del BCN.

“O sea lo que estamos observando en el sector exportador no es una caída de la exportaciones en volumen sino que lo que estamos observando es una caída del nivel de exportaciones por efecto precios. Esa es la principal vulnerabilidad que la economía presenta”, añadió.

Presupuesto prioriza inversión social

Para el 2014 el Proyecto de Presupuesto General de la República alcanzará un superávit de 0.5% del Producto Interno Bruto, mientras que el gasto seguirá siendo focalizado hacia el gasto social y la reducción de la pobreza.

El Ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, señaló que el gasto crecerá un 15.6%, mientras que la inversión pública general crecerá un 16%, y la inversión del gobierno central un 20%.

El Ministro refirió que en el Presupuesto solo para inversión pública se tienen destinados más de 14 mil millones de córdobas, representando más recursos para energía, agua y saneamiento, caminos y carreteras productivas, entre otras. Señaló que todo esto es consistente con las proyecciones planteadas por el gobierno en Programa Económico Financiero 2014 – 2017, donde se apuesta a incrementar la inversión.

“Las condiciones macroeconómicas, las condiciones de seguridad ciudadana son dos variables muy importantes para que crezca la actividad económica, sobre todo la actividad económica privada”, señaló.

El titular de Hacienda, señaló que la incorporación de 1 mil 200 millones de córdobas en el Presupuesto en concepto de Bono Solidario, es un reflejo de sanidad económica y de la fortaleza en las finanzas públicas, ya que se incluye sin afectar las asignaciones presupuestarias a otras carteras.

Retos del país

Para el gerente general del Banco Central el gran reto de Nicaragua radica en la productividad.

“(En Nicaragua) el PIB per cápita es de 1 mil 800 dólares por habitante y el PIB para este año va a alcanzar casi los 11 mil millones de dólares, (mientras) que la economía de la región centroamericana es mucho más grande y tiene un PIB per cápita mucho más grande”, refirió.

Señaló que a pesar de los niveles de crecimiento de Nicaragua (mayores a los que registran los demás países de la región), lo idóneo sería crecer mucho más rápido.

“Tenemos un entorno que es favorable, es favorable para la inversión, es favorable para el empleo, y eso ya lo notaron inversionistas nacionales y extranjeros, y lo notaron porque hay un modelo en Nicaragua que ha facilitado todas estas cosas, es un modelo de alianzas, consensos y diálogo”, manifestó Reyes.