Discurso del Embajador Carlos Argüello ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya. 17.10.2013:

Señor Presidente, distinguidos miembros del Tribunal. Voy a comenzar mi presentación final, respondiendo a las preguntas formuladas a Nicaragua por dos miembros del Tribunal. 

La primera pregunta del juez Donoghue, pregunta, ¿Cuál es la posición actual del equipo que se está utilizando en el territorio en disputa por personas bajo la dirección del Sr. Pastora, así como el equipo mostrado en la solicitud de Costa Rica para la indicación de nuevas medidas provisionales, archivos adjuntos PM-13 y PM-14?

En respuesta a la pregunta del juez Donoghue, Nicaragua informa a la Corte que, de acuerdo con la información oficial transmitida ayer la que se inserta en la carpeta de los jueces en TAB 1, el equipo que se muestra en los datos adjuntos de Costa Rica PM-13 y PM-14, está ubicado en el Campamento Soberanía, en la localidad de San Juan de Nicaragua. Las coordenadas UTM se muestran en el mapa, que también está en TAB 1 de la Carpeta de los Jueces (E 202069 N 211110).

En cuanto al resto del equipo que consta de otras tres dragas, dos están actualmente en fase de reparación situadas aguas arriba del río, en la estación Delta, cerca del río Colorado en las coordenadas geográficas que se muestran en la pantalla, (10 46 "31.5" 83 45 '36 ") (10 46" 31.5 "83 45'36"). La otra draga está navegando hacia el pueblo de San Juan de Nicaragua y está previsto que también se ubique en el Campamento Soberanía, en la localidad de San Juan de Nicaragua.

La segunda pregunta del juez Gaja, dice, En relación con el banco al norte de los dos nuevos caños, Nicaragua no se considera obligado a no realizar actividades que puedan conectar cualquiera de los dos caños con el mar y así como a evitar que personas o grupos de personas lo hagan?

Nicaragua entiende que "la playa al norte de los dos nuevos caños" a que se refiere el juez Gaja, es el banco de arena que siempre se ha considerado parte del territorio nicaragüense indiscutible como fue explicado esta mañana por el Sr. Reichler.

No obstante lo expresado anteriormente, la respuesta es afirmativa. Nicaragua se considera obligada a no realizar actividades que puedan conectar cualquiera de los dos caños con el mar así como a evitar que personas o grupos de personas lo hagan.

Esta respuesta de Nicaragua se basa en su compromiso de cumplir con la orden de la Corte del 8 de marzo de 2011 que indicaba que: "Cada Parte se abstendrá de cualquier acción que pueda agravar o prolongar la controversia ante la Corte o que la haga más difícil de resolver. "

Fue en pleno espíritu del cumplimiento de esta Orden que el Presidente de Nicaragua instruyó al Presidente Ejecutivo de la Autoridad Portuaria Nacional, el Sr. Virgilio Silva, que,
"Con el fin de evitar cualquier posible confusión, cesar de inmediato los trabajos de limpieza en el delta que puedan afectar el territorio en disputa, de la misma manera, retirar inmediatamente el personal y maquinaria en dicha zona."

Las instrucciones del Presidente de Nicaragua fueron dadas no sólo para retirarse de la zona en disputa, sino también no continuar las obras en el Delta – la cual es la zona general cerca del territorio en disputa - que puedan afectar a dicho territorio en disputa. Es evidente que cualquier obra en la zona indicada en la pregunta del juez Gaja, puede afectar el territorio en disputa, y por lo tanto, están prohibidas por instrucciones del Presidente. Estas instrucciones fueron transmitidas por la Autoridad Portuaria al señor Pastora.

Señor Presidente, los miembros del Tribunal, La pregunta que se ha hecho en repetidas ocasiones el abogado de Costa Rica ha sido la finalidad de las zanjas excavadas en la orilla de arena ubicada al norte de la zona en disputa. La respuesta a esta pregunta es la respuesta a la clásica pregunta "Qui Bono?".

El Sr. Reichler ha explicado que si este caño se convirtiera en un canal hacia el mar y las aguas del San Juan fueran desviadas al mismo, entonces la pérdida material de Nicaragua sería extrema por los parámetros de esa zona: la única ciudad de varias miles de habitantes ubicadas en la parte del Caribe serían prácticamente aislados del resto de Nicaragua por tierra y por agua. El supuesto beneficio sería una nueva salida al mar que no conduce a ninguna parte y en beneficio de una pequeña ciénaga de aproximadamente 35 hectáreas sin una población o de estructuras permanentes, en detrimento de la única ciudad de Nicaragua en un radio de casi 100 kilómetros.

Otro punto que aparentemente ha sido pasado por alto es que si el río fuese desviado artificialmente hacia un nuevo canal, Nicaragua no podía reclamar legalmente la acrecencia de incluso esa área insignificante de 35 hectáreas. Las pretensiones de Nicaragua en este caso no se basan en los canales artificiales, pero si en los canales naturales existentes de vieja data.

Otra consideración. Costa Rica no lo ha expresado abiertamente pero está en el ambiente. Es cierto que Nicaragua tiene la intención de construir un canal internacional, y la ha tenido durante toda su historia. Sin embargo, para aclarar las cosas, dejamos claro que Nicaragua envió una nota a Costa Rica el 13 de mayo de 2013, la que se distribuyó a los Presidentes de Centroamérica y los Estados Miembros de las Naciones Unidas en el sentido de que cualquier canal interoceánico no se haría en el río San Juan sino que se construirá más al norte. Esta nota ha sido introducida en el anexo TAB 30 de la carpeta de los jueces.
Entonces Que bueno”?

Un punto final sobre la zanja excavada a mano en el banco de arena situado al norte de los dos nuevos caños. A pesar del hecho de que esta trinchera, si se completase sería más perjudicial para Nicaragua, el Presidente Ortega ha negado la aprobación de la misma dando seguridad que, no se realizará mientras este caedso este ante este Tribunal a fin de evitar futuros malentendidos. Sin embargo, estoy autorizado a decir que si no hay objeciones, el Presidente ordenará que se cierre la zanja. Esto podría completarse en unos pocos días y no involucraría el uso de ningún equipo más sofisticado que la útil y siempre presente pala.
Senor Presidente, Miembros de la Corte.

El Abogado de Costa Rica declaró que la Corte debió haber notado lo rápido que el presidente Ortega respondió a la protesta de Costa Rica del 16 de septiembre 2013 y que en su experiencia no era habitual que un Jefe de Estado de Nicaragua diese esa atención personal a una protesta de Costa Rica, sobre todo porque lo hizo sin ayuda, tal y como el Sr. Reichler declaró que el equipo legal del presidente Ortega no estaba involucrado.

Me gustaría señalar, que la rápida reacción del presidente Ortega no es inusual en un asunto que pueda afectar el cumplimiento de Nicaragua de las decisiones de la Corte. Naturalmente, el presidente Ortega no necesitaba la ayuda de su equipo legal internacional para investigar los reclamos y dar las órdenes necesarias para poner fin a todas las actividades que puedan afectar a la zona en disputa. Esta fue una investigación interna del Gobierno, que habría sido más inusual si se hubiese realizado públicamente manteniendo a Costa Rica informado de cada paso dado.

La necesidad de celebrar consultas con el equipo jurídico internacional surgió después del 24 de septiembre, cuando Costa Rica presentó ante la Corte la solicitud actualmente bajo consideración. En respuesta a los comentarios irónicos de los abogados de Costa Rica en el período de tiempo necesario para que la reacción por el equipo jurídico, a nivel personal me gustaría añadir a las declaraciones ya formuladas por el Sr. Reichler, que como agente y jefe del equipo, yo acababa de llegar a Nueva York el 24 de septiembre, cuando se presentó la solicitud, con el fin de asistir a la Asamblea general de la ONU y ayudar en la respuesta de Nicaragua al esfuerzo que se anunció se haría en ese foro, sobre todo por Costa Rica, con el fin de respaldar la posición de Colombia vis a vis la Sentencia de este Tribunal de 19 de noviembre de 2012. Durante esta estancia en Nueva York, tuve el honor de coincidir con el Presidente de la Corte en un desayuno el 25 de septiembre, organizado por la Misión de los Países Bajos ante las Naciones Unidas y de tener una reunión con el Secretario General de las Naciones Unidas a fin de explicar lo que normalmente no necesita explicación, es decir los derechos de Nicaragua y la justificación sólida para presentar su solicitud de ampliar la plataforma continental ante la Comisión de Plataforma Continental de las Naciones Unidas y presentar el nuevo caso ante esta Corte contra Colombia el 19 de Noviembre de 2013.

Esta reunión con el Secretario General tuvo lugar el 30 de septiembre y solamente estuve de regreso en mi oficina en La Haya el 2 de octubre con el fin de organizar nuestra respuesta legal a Costa Rica. La forma altamente politizada como Costa Rica manejó la situación presentada ante la Corte requirió repetidas consultas con las autoridades políticas en Nicaragua y no sólo consultas legales.

Además, el equipo legal considera que las medidas adoptadas por Nicaragua convencerían a Costa Rica e incluso la Corte, que las medidas solicitadas se habían convertido en un punto discutible.
Desafortunadamente, el gobierno de Costa Rica decidió no aceptar como suficientes las medidas adoptadas por Nicaragua con el fin de prevenir cualquier agravamiento de la situación, y prefirió estas costosas audiencias.

Señor Presidente, Miembros de la Corte. En mis 30 años de experiencia ante la Corte, mi país no se ha dirigido en términos tan poco diplomáticas tales como un estado reincidente, o un estado criminal. El Sr. Reichler y Profesor Pellet respondieron con asombro a esto en los escritos del martes. Sin embargo, el abogado de Costa Rica, durante la audiencia el miércoles, evitando cuidadosamente el uso explícito de la misma lengua, reiteró que sus declaraciones anteriores, que tácitamente incluidas las anteriores citadas, eran "válidas".

En circunstancias normales, me habría abstenido de hacer algunos comentarios, y recuerdos no agradables, pero a la luz de anterior, es sabido que se llevan a cabo periódicamente Encuestas internacionales, con el fin de conocer el apoyo interno de los gobiernos de América Latina. En los últimos años el Gobierno de Nicaragua ha clasificado dentro del 25% de los mejores gobiernos y en la actualidad se encuentra en cuarto lugar de los 19 gobiernos encuestados de América Latina. El Gobierno de Costa Rica en los últimos años ha sido clasificado en el 10 % y en la actualidad está en el lugar número 19 de 19.

El Abogado de Costa Rica durante las dos audiencias en las que se hicieron sus declaraciones, han advertido sorprendentemente a la Corte que si se niega ordenar las medidas solicitadas por Costa Rica su autoridad será burlada y de alguna manera disminuida. (Crawford , párr . 48 ), la Corte no necesita ayuda para mantener su autoridad. Tal y como el Sr. Reichler comentó, es la Corte Internacional de Justicia punto. El Gobierno de Costa Rica es el que necesita apuntalarse. Conceder a Costa Rica las medidas innecesarias solicitadas, solo servirán a dicho gobierno para su propósitos, aumentar aún más la animosidad contra Nicaragua.

En contra de esta posición, como se recuerda en mi primera presentación, el presidente Ortega ha invitado a Costa Rica en varias ocasiones para trabajar juntos en la conservación de la totalidad del río San Juan de Nicaragua, incluyendo el área en disputa.

En este espíritu, Nicaragua solicita a la Corte que llame a las Partes a participar en un diálogo bilateral con el fin de facilitar la colaboración en cualquier aspecto relacionado con la aplicación de la Orden de 8 de marzo de 2011.
Señor Presidente, voy a presentar ahora la solicitud final de Nicaragua:

SOLICITUD FINAL

De conformidad con el artículo 60 del Reglamento de la Corte y teniendo en cuenta la solicitud de indicación de medidas provisionales de la República de Costa Rica y sus alegatos orales, la República de Nicaragua sostiene respetuosamente que,
Por las razones expuestas en las audiencias y otras razones el Tribunal que considere oportunas, la República de Nicaragua solicita a la Corte que rechace la solicitud de medidas provisionales presentada por la República de Costa Rica.

Sr. Presidente, distinguidos miembros del Tribunal de Justicia, para concluir nuestra participación en esta fase de juicio oral, quiero expresar, en nombre del Gobierno de la República de Nicaragua, nuestro agradecimiento a usted, Sr. Presidente, y cada uno de los distinguidos los miembros del Tribunal, por la atención que han prestado amablemente a nuestros alegatos. Quisiera también presentar nuestro agradecimiento al Registrador de la Corte, su personal ya los intérpretes y traductores.