Cuando el Frente Sandinista asumió el gobierno en el 2007, en Nicaragua había apagones de 14 horas, una dependencia a la generación con hidrocarburos de aproximadamente el 80%, y una cobertura eléctrica de apenas el 54% de las familias. Era un panorama realmente desalentador para cualquier gobierno.

Sin embargo, a partir de ese momento el Presidente de la República, comandante Daniel Ortega, orientó un cambio profundo en esa realidad.

En una entrevista con el programa En Vivo de Canal 4, Salvador Mansell, presidente ejecutivo de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), explicó que lo primero que hizo el gobierno fue instalar 290 megavatios de energía térmica para acabar con los apagones que estaban ahogando no solo a las familias sino también a la economía del país.

Cambio de matriz

A la par de ello se inició el cambio de la matriz energética, a tal punto que hoy el 48% de la energía se genera a base de hidrocarburos, y el restante 52% con recursos hidroeléctricos, geotérmicos y eólicos.

En términos cuantitativos, la generación tanto térmica como renovable es de 545 megavatios (de una capacidad instalada de más de 1,000 megavatios), lo cual supera en mucho los 457 megavatios totales que tenía el país en 2007.

Más comunidades electrificadas

En relación a la cobertura o acceso de las familias a la electricidad, Mansell señaló que hoy el índice de electrificación ha crecido hasta el 73%.

Hay “más de 170 mil viviendas electrificadas al 2012 llegando a unos 980 mil nicaragüenses”, manifestó.

Sin embargo, el gobierno continúa trabajando y la proyección es que para el 2016 el 87% de las familias cuenten con el servicio. Para alcanzar esta meta solo en el 2013 se espera electrificar 63 mil viviendas.

Caribe y Centro-Norte son prioridad

El presidente ejecutivo de Enatrel, recordó que la Costa Caribe no estaba conectada a la red de transmisión nacional, pero que actualmente amplias zonas de la región ya tienen garantizado el acceso a la energía.

Explicó que la electrificación tanto en el Caribe como en el centro-norte del país es mucho más difícil debido a la lejanía de las comunidades.

Destacó que para poder llevar adelante todos estos proyectos hay una coordinación cercana con las alcaldías y con la comunidad organizada.

“Vamos caminando todos los días”, aseguró.

“Tenemos la información planificada y programada a nivel nacional”, subrayó.

Como una forma de llevar la electricidad hacia todos aquellos lugares alejados y con suficientes recursos naturales para la generación, el gobierno también ha instalado 25 pequeñas plantas hidroeléctricas, a lo que habrá que sumarle otras que se están construyendo este año.

Enatrel también ha instalado más de 7 mil 300 paneles solares en todo el país desde el 2007, permitiendo que más nicaragüenses tengan acceso a la energía.

Un proyecto importante que se está ejecutando es la construcción de 200 kilómetros de red para conectar a Bilwi al sistema eléctrico nacional.