El Secretario para el Desarrollo de la Costa Caribe, Comandante Lumberto Campbell, señaló que el 2 de marzo del próximo año los costeños de todas las etnias asistirán por séptima vez a unas elecciones regionales, lo cual es posible gracias a la Ley de Autonomía promulgada durante la primera etapa de la Revolución Sandinista.

“Este ejercicio está enmarcado en el reconocimiento de los derechos históricos de los pueblos indígenas y afro descendientes que fueron establecidos en la Ley de Autonomía en 1987, que logró sintetizar las aspiraciones históricas del pueblo costeño”, indicó Campbell durante una sesión de trabajo del Frente Sandinista de cara a la campaña electoral regional.

Campbell dijo que la Ley de Autonomía se proponía transformar radicalmente la condición de despojo al que estaba sometida la región, así como también para acabar con la negación de la cultura, la lengua y la vida comunitaria de sus pobladores.

Señaló que a partir de 1990 ese proceso autonómico empezó a ser atacado por los gobiernos neoliberales.

“Como resultado de esos 16 años, los Consejos Regionales Autónomos fueron mediatizados, se debilitaron las instituciones autonómicas, se desconocieron los derechos de los pueblos originarios, se menospreció la identidad cultural y las formas de organización comunitaria”, recordó Campbell, quien añadió las afectaciones a la educación, la salud, la infraestructura y las capacidades productivas derivadas de esa política.

No obstante, dijo que 26 años después del decreto de autonomía, esta continúa teniendo vigencia.

“La autonomía sigue siendo una propuesta revolucionaria para unir las riquezas étnicas y culturales con las posibilidades de organizar el desarrollo y el bienestar aportando al fortalecimiento de la unidad nacional”, señaló.

En 2007 volvió la esperanza

Afirmó que con el regreso del Frente Sandinista al gobierno en el 2007 se volvió a caminar en el proceso autonómico.

“Se reconstituyó la esperanza, se revitalizaron las energías de esas resistencia cultural que durante siglos ha venido soñando con autonomía”, destacó.

“Seis años después podemos asegurar que en todo el país estamos avanzando. La Costa Caribe también hemos sido parte de estos avances”, refirió.

Entre los logros alcanzados en la región están la titulación de las tierras, la revitalización cultural, la salud, la educación, la electrificación, los caminos, las carreteras y la producción.

Campbell aseguró que a pesar de ello aún hay muchos retos por delante.

“Comprendemos la autonomía como un camino de vida, como un camino hacia el bien vivir. Debemos poner nuestra mirada en el futuro y convertir a la Costa Caribe en un factor de desarrollo nacional. No podemos concebir una Nicaragua transitando hacia nuevos y más altos niveles de desarrollo humano sin la inclusión de la Costa Caribe como parte funcional y relevante de esta propuesta de desarrollo”, expresó.

Costa tiene un gran potencial

Señaló que el turismo, la producción de alimentos, la pesca, la ganadería, la agroindustria, la generación de energía, la producción forestal, la minería confirman la importancia del Caribe en el nuevo escenario de desarrollo nacional.

Al respecto aseguró que proyectos como Tumarín, la exploración petrolera y el Canal Interoceánico convergen en esta región del país.

Dijo que los costeños deben aprovechar los espacios políticos, económicos y sociales que el Gobierno Sandinista ha venido abriendo.

Campbell hizo énfasis en que se debe destinar energía para la revalidación cultural, el fortalecimiento de la justicia tradicional, el mejoramiento de la infraestructura vial, y el enfrentamiento a la delincuencia.

“Esto demanda de un liderazgo regional con claridad de propósito, con disciplina, enfocado, motivador para funcionar adecuadamente”, refirió.

A ganar próximas elecciones regionales

Señaló también la importancia de reformar la Ley de Autonomía para adecuarla a los desafíos de los Nuevos Tiempos.

“Con la restitución del derecho de la titulación de los 22 territorios indígenas y afro-descendientes emerge una nueva división social, cultural, económica, geográfica en las regiones autónomas que debemos atender y formalizar en una división política administrativa que se adecué a estos territorios. Debemos avanzar en forma ordenada en la regionalización de las instituciones y servicios públicos partiendo de un amplio esfuerzo de fortalecimiento de capacidades humanas”, dijo Cambell.

Señaló que a estas elecciones el Frente Sandinista va unido, fortalecido y moralizado.

“La tarea primordial es ganar estas elecciones. Ganarlas de manera contundente, para poder formar gobierno en ambas regiones liderados por el Frente Sandinista de liberación nacional”, indicó, afirmando que se debe llevar el mensaje de paz y optimismo casa a casa para profundizar el contacto directo con la población.

“Debemos movilizar y entusiasmar a la población costeña alrededor de su propuesta autonómica”, aseguró.