El representante de la FAO en Nicaragua Fernando Soto Barquero, ratificó ante los diputados de la Asamblea Nacional que las políticas gubernamentales implementadas en Nicaragua, han permitido reducir los niveles de pobreza y subnutrición en el país.

Soto destacó que Nicaragua en este 16 de octubre, Día Mundial de la Alimentación, tiene razones especiales para celebrar, ya que junto a un grupo de países ha logrado cumplir con uno de los objetivos del desarrollo del milenio, en relación a la reducción a la mitad de personas subalimentadas.

Todavía hay mucho por hacer

“Nicaragua está en ese grupo de países que han cumplido esa meta antes del año 2015, también el reconocimiento a Nicaragua fue extendido por haber cumplido la meta de la cumbre mundial de la alimentación.” dijo Soto a los parlamentarios.

Nicaragua redujo entre los periodos 1990 a 1992 y 2012 al 2013, de 55 a 20 por ciento la proporción de personas subalimentadas. También hizo ver que un 24 por ciento de los jóvenes mayores de 20 años padecen de obesidad, calificando esto como un reto que debe disminuir.

“Los nicaragüenses pueden o deben celebrar el hecho de traer una tendencia a una reducción sostenida en las personas con hambres o subalimentadas, pero por otro lado también se le presenta un desafío enorme con la cantidad de personas que todavía no ejercen su derecho a la alimentación”.

Indicó que el Día Mundial de la Alimentación es para renovar el compromiso que tiene la humanidad y las sociedades, con aquella parte de la población que no ejerce su derecho a la alimentación. La FAO brindó un reconocimiento al Gobierno del Presidente Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, por la efectividad de las políticas sociales dirigidas al combate y lucha contra la pobreza.

En el mundo hay subalimentados, pero también hay obesos

De acuerdo a la FAO en el mundo en el periodo 2011 y 2013, hay 842 millones de personas subalimentadas (con hambre crónica), lo que significa que el hambre ha disminuido un 17 por ciento desde 1990. Estas cifras contrasta con los mil 500 millones de personas que sufren obesidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En América Latina existen 47 millones de personas subalimentadas, lo que significa un 8 por ciento de la población latinoamericana. Desde el 2007 hasta hoy el número de personas con hambre ha disminuido en 3 millones de personas, esto por la crisis internacional que provocó el incremento de los precios de los alimentos. La Asamblea Nacional realizó una sesión especial en conmemoración Día Mundial de la Alimentación.

El compañero Álvaro Fiallos, presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG) celebró el reconocimiento de la FAO hacia las políticas gubernamentales, pues tanto la seguridad y soberanía alimentaria son prioridad del Gobierno del FSLN y de la población.

El asesor en temas agropecuarios, Telémaco Talavera, manifestó que Nicaragua viene avanzando en la lucha contra el hambre y la pobreza, lo que ha sido reconocido por la FAO.

“Hoy la Asamblea Nacional hace un reconocimiento al trabajo de la FAO que también ha sido parte de ese esfuerzo que ha permitido a Nicaragua, junto con las políticas y acciones nacionales, ir reduciendo el hambre y la pobreza”, dijo Talavera.