NICARAGUA CRISTIANA, SOBERANA Y DIGNA. Absurdas declaraciones del Papa: “No corresponden a realidad histórica ni a su investidura”

By Francisco Javier Bautista Lara
on March 15, 2023
(Entrevista TEMAS Y DEBATES, Eliezer Mora con Francisco Bautista Lara, CDNN23, Managua.

Entrevista completa aquí

Eliezer: Esta noche vamos a conversar con nuestro amigo, escritor y analista político Francisco Javier Bautista Lara, vamos a abordar lo que son las relaciones diplomáticas entre dos estados: el estado del Vaticano y el estado de Nicaragua; también estaremos hablando de la última entrevista al papa Francisco, donde hacía referencia a que el gobierno está un poco desequilibrado; hago referencia a esto, porque recordemos el papel o el rol de la Iglesia Católica, particularmente del representante de la Iglesia Católica y la máxima autoridad el papa Francisco, viene a ser como desnaturalizar el rol por el que ha sido elegido y constituido, como es unir y entablar relaciones bilaterales en acuerdo entre los estados a nivel mundial; en breves estaremos con nuestro invitado, buenas noches, sea usted bienvenido a Temas y Debates:

Francisco: Muchas gracias Eliezer por la invitación para conversar con tu audiencia esta noche y compartir algunas ideas, algunos puntos de vistas sobre lo que te interesa.

Eliezer: Así es, recordemos que estas son noticias del dominio nacional e internacional, en algunos medios de comunicación y en redes sociales ha estado circulando la última entrevista al papa Francisco hace tres días donde él decía que el presidente Ortega está un poco desequilibrado y que dirige una dictadura grosera. Hago énfasis en esto, recordemos que el papel de los jerarcas o representantes de la iglesia católica, en este caso el papa Francisco, que es la máxima autoridad, el papel idóneo es construir relaciones bilaterales entre los estados, pero estas aseveraciones vienen a desnaturalizar lo que es su rol como pastor de la iglesia, quiero compartir esta entrevista de dos minutos donde hacía esa referencia:

(…/…. https://www.youtube.com/watch?v=q94HfK07DjI, sobre Nicaragua en minuto: 40).

Me gustaría su comentario, hago énfasis en esto porque compara al gobierno del presidente Ortega elegido y constituido por la gran mayoría de los nicaragüenses, lo compara con las dictaduras de 1917, hablando de Rusia y la de 1935 de la Alemania nazi, del tiempo de Hitler.

Francisco: Te comento que me parece inútil reproducir en este espacio esos comentarios por la profunda irracionalidad anacrónica y contraproducente con la que el papa Francisco se ha expresado, es decir lo que está mostrando es una actitud contraria a su naturaleza, está degradando su carácter al expresarse de manera absurda, fuera de cualquier contexto histórico y evidentemente, con una incomprensión absoluta a las circunstancias que están ocurriendo y además alineándose de manera evidente a posiciones de agresión y ataques que Nicaragua ha enfrentado durante los últimos años y en su historia.

Hay un perfecto desconocimiento de la historia de América Latina y de la historia de Nicaragua, pero también de la historia eclesial y del rol que compete de la Iglesia; no tengo la menor duda que el papa Francisco es una persona de buena voluntad, sin embargo, estoy claro que es un ser humano capaz de cometer errores garrafales y expresiones que no son infalibles entrometiéndose en asuntos de naturaleza política, pero además no está abonando desde su rol de Jefe de estado y de líder de la Iglesia Católica, no está abonando al espíritu conciliador de encuentro, de conversación, de diálogo entre las naciones del mundo y entre las diferentes opiniones religiosas y políticas que existen.

Desafortunadamente cayó en la trampa del medio de información que lo entrevistó que es un medio conocido de derecha radical, no progresistas, cae en eso, se presta a eso y realiza expresiones totalmente fuera de lugar, tengo que decirlo con franqueza el papa Francisco se ha expresado de manera errónea, absurda y ha violentando su propio carácter, su naturaleza, yo esperaría una rectificación prudente de Su Santidad en los próximos días y de la forma apropiada, que no necesariamente puede ser pública.

Entonces frente a esos hechos, aquí no queda más que decir que tenemos que manejar con sentido de responsabilidad lo que ocurre, porque de repente proliferan las ofensas y proliferan las descalificaciones que creo que no abonan a nada, es decir para todos es conocido cuál es la historia de la Iglesia Católica del siglo XX, pero también del último milenio, por ejemplo, cuáles son los orígenes de esta institución religiosa, pero también aceptamos y reconocemos que casi el 20% de la población mundial profesa la religión católica y que cerca del 40% de la población nicaragüense también se reconoce católica, con una práctica católica en su religiosidad popular muy arraigada, que no es solo formalidad eclesial, de los ritos y los dogmas, sino que esa religiosidad popular está heredada desde la época precolombina y que está en el sentimiento y en las creencias de la gente más sencilla.

En Nicaragua también tenemos que identificar que hay un proceso político, social y económico de transformaciones, ese proceso fíjate a simple vista lo que pretende, ese proceso político que Nicaragua ha emprendido pretende solidaridad, pretende equidad, pretende una sociedad más justa; Nicaragua se confiesa en sus instrumentos jurídicos, como cristiana, socialista y solidaria, que promueve un modelo comunitario todo eso está en la esencia del cristianismo, de un cristianismo que va más allá de la iglesia católica como estructura orgánica.

Pero además Nicaragua, desde una pequeña nación de Centroamérica y América latina y del mundo, se siente con la fuerza moral y con la autoridad de pequeña nación digna que es capaz de demandar, exigir que se garantice y se reconozca su independencia y que se reconozca como soberana y que se le reconozca su capacidad de autodeterminación; Nicaragua es capaz de actuar en consecuencia, es decir defendiendo su dependencia, defendiendo su soberanía y defendiendo su autodeterminación.

Entonces el gran pecado que algunos irracionales plantean, es esta Nicaragua que es capaz de construir ese modelo, con una visión independiente, de autodeterminación y soberanía, ese modelo político de equidad, de solidaridad que construye una sociedad más justa para superar las dependencias anacrónicas de poderes externos o de oligarquías internas que se ha impuesto en la historia pasada del país.

Entonces creo que el Papa, el Vaticano, sabes que es una estructura muy compleja y tiene dos rostros digamos, el rostro de ciudad-Estado que fue reconocida por el Primer Ministro Mussolini en Italia, con el papa de aquel entonces, Pio X, en 1929, con los Pactos de Letrán, y a partir de 1929, en esa pequeña ciudad Estado, donde también se instaura la Sede Apostólica del Obispo de Roma, que es quien dirige a la Iglesia Católica en el mundo, lógicamente la Iglesia Católica tiene presencia fuerte en occidente, particularmente en América Latina, llamado el Continente de la Esperanza, precisamente porque, no es casual que la primera representación diplomática que se instaló en relación con la Santa Sede fue la española en tiempos del rey Carlos I en 1530.

Entonces desde esa época nosotros somos influidos por esa tradición católica y cristiana en América Latina, parte de la colonia del imperio español, como colonias del imperio. Nicaragua establece relaciones diplomáticas con la Santa Sede, con esta estructura política de la Iglesia Católica, en 1909, es decir son más de 114 años de una relación diplomática sostenida; creo que ahorita hay un impase debido a estos excesos que cometidos, en particular la última declaración del Papa y que estoy seguro sabrá rectificar y que su estructura diplomática sabrá corregir de manera apropiada porque son a todas luces, no solamente un desconocimiento absoluto de nuestra realidad y de nuestra historia, sino que se muestran alineados a una actitud agresiva que Nicaragua sufre del exterior y del interior, para socavar y desestabilizar el país, y por la forma también y el contenido son contradictorias a la naturaleza de la persona que las dijo.

Es decir, la persona se está denigrando al expresarse de esa forma, se está desnaturalizando como jefe de Estado, pero también como líder religioso que debería ser capaz, de conciliar, de articular la convivencia del mundo en la construcción de la paz, de la solidaridad, la equidad y de un mundo más justo.

Así que me parece desafortunado lo ocurrido, Nicaragua está obligada, de acuerdo a su capacidad legal y jurídica, en el ejercicio de su soberanía, a actuar en consecuencia y reclamar a ésta autoridad a través de los mecanismos diplomáticos correspondientes.

Eliezer: Francisco usted decía algo muy acertado, me gustaría ahondar un poco en esto, el proceso político, económico social y cultural en Nicaragua, es un proceso que estamos empezando, estamos avanzando a pesar del golpe de estado fallido del 2018; no estoy despotricando contra la Iglesia Católica, sin embargo yo pienso y creo, como medio de comunicación, he visto que el Frente Sandinista, particularmente el gobierno del presidente Ortega, ha venido reconociendo el papel de la Iglesia Católica en Nicaragua en el campo político, se le tomaban en cuenta para todo y ellos daban su punto de vista de las situaciones que se vivían en ese momento, obviamente a raíz del 2018, esta relación se vino perdiendo, debido a la traición que cometieron en contra de nosotros los nicaragüense, no fue siquiera en contra del gobierno, fue en contra de los nicaragüenses; si usted analiza la situación que se vivió posteriormente a esto, la gran mayoría de la feligresía católica ha venido perdiendo credibilidad y han reducido las visitas en las iglesias católicas, por otro lado ¿usted cree que esta acción, estos comentarios del Papa vienen a entrometerse más en lo que es la autodeterminación y la decisión soberana del país?

Francisco: Dije al principio que evidentemente es una respuesta errónea y absurda la que el papa Francisco expresó de manera pública. Nicaragua ha emprendido un camino legítimo para los nicaragüenses, legítimos para América Latina, legítimo en nuestra realidad histórica concreta. Somos autores de un modelo propio, auténtico, creado por hombres, seres humanos, hombres y mujeres, es imperfecto, pero que está perfeccionándose hacia esa gran aspiración del pueblo nicaragüense, que es de inspiración profundamente cristiana, de equidad, de solidaridad, comunitaria, etc. En Nicaragua el modelo que se asume es un modelo cristiano, que promueve las manifestaciones cristianas de los nicaragüenses y promueve la libertad religiosa, aquí esa posibilidad de expresarse de profesar tu fe, es muy amplia, algunos dirían excesiva, pero la gente puede expresar y puede rezar, puede participar en la iglesia de la manera que su fe le indica, llámese cristiano de cualquier denominación, católico o no católico, o no cristiano de cualquier forma de expresión religiosa.

En Nicaragua se ha dado un fenómeno que se ve claramente en los últimos treinta años, no estoy hablando de los últimos tres años, la población no católica aumenta de manera significativa y la población católica se ha reducido de manera significativa, ese es un fenómeno que ocurre en Nicaragua, pero también ocurre en Centro América y América Latina, sin embargo algo interesando, en Nicaragua, si bien es cierto que hay menos católicos, no se ha engrosado el número de no creyentes, como ocurre por ejemplo en Chile o Uruguay, donde la reducción de la población católica aumenta la población de no creyente, de tal forma que los no católicos que cambian de opción no se integran a otra creencia religiosa, sino dejan de tener participación religiosa, es decir se vuelven agnósticos o como le quieran llamar, pero en Nicaragua no es así, aquí la deducción de la población católica engrosa la población creyente que es cristiana en todas las otras denominaciones, de tal forma que al final de cuentas la población cristiana es general se mantiene alta y la de no creyente no sube mucho, es decir este es un pueblo que sigue siendo profundamente creyente y cristiano, quizás el 85% o mas se confiesa cristiano y hay otro porcentaje importante que aunque no se confiese cristiano, preserva prácticas cristianas por tradición quizás cultural, histórica y social.

Entonces me parece que si tuviera que decir qué es lo que pasó aquí, aquí hubo un exabrupto que llevó a una autoridad del estado Vaticano a cometer un error grave, que estoy seguro será capaz de enmendar y rectificar de la manera apropiada.

Eliezer: Francisco, me gustaría también compartir con usted y con los amigos televidentes lo que fue una Nota de Prensa, la última nota de prensa emitida por la Cancillería General de la República. Quiero leerla literalmente, estoy mas que seguro que como somos un país que tenemos auto determinación, nosotros podemos ver dónde está la acción y está situación, dice literalmente Nota de Prensa.

Francisco: Nicaragua, como país soberano, nación soberana, tiene relación diplomática con la que se llama Santa Sede, la Santa Sede es una institución de derecho internacional, con la que unos 180 estados del mundo han establecido y establecen relaciones diplomáticas y, aunque no es miembro de Naciones Unidas, es observador ante las Naciones Unidas y también ante la Unión Europea entre otros. De esos 180 países, donde la Santa Sede, esta persona de Derecho Internacional establece relaciones diplomáticas, más o menos en 117 países tienen embajadas instaladas dentro de los territorios nacionales entre ellos Nicaragua, en otros es embajadas concurrentes, es decir está en otro lugar y atiende varios países, es decir estamos hablando aproximadamente unas 117 embajadas establecidas en diferentes países del mundo, con unos 180 naciones con las cuales establecen relaciones diplomáticas como Santa Sede. Nicaragua tiene aquí embajada, se llama Nunciatura Apostólica y Nicaragua tiene allá embajada de Nicaragua ante la Santa Sede, entonces este es el marco en el que funcionan estas relaciones a través de los mecanismos del Derecho Internacional. Nicaragua tiene un Ministerio de Relaciones Exteriores y la Santa Sede tiene una Secretaría para las relaciones exteriores también, ambos ministerios establecen las comunicaciones oficiales e informales en la relación de estados, es decir la ciudad-estado, Vaticano, la figura Santa Sede y el Estado de Nicaragua como estado soberano. Hay un universo de estados, unas 20, que no tienen relaciones con El Vaticano o con la Santa Sede para ser más precisos, principalmente estados musulmanes, aunque también hay estados musulmanes, de Asia y África cuya mayoría de población no es católica y no es cristiana que han establecido relaciones diplomáticas con la Santa Sede.

Entonces, en primer lugar, aquí el planteamiento del comunicado que Nicaragua dice que, frente a los hechos ocurridos, no mencionan los hechos, pero uno deduce los hechos ocurridos que no es solamente quizás la declaración, yo diría que la declaración pública del Papa es la gota que rebalsa el vaso, ante un comportamiento de una institución que reiteradamente está cometiendo ciertos excesos en su relación con el estado soberano e independiente de Nicaragua.

Lo que dice el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores nicaragüense, es que “se ha planteado la suspensión que de las relaciones diplomáticas”, entiendo eso como que hay la posibilidad de esa suspensión, creo que eso va a depender del diálogo o de la relación entre ambas instituciones del estado de Nicaragua y de la Santa Sede para llegar a un acuerdo. Todas las relaciones diplomáticas a nivel internacional tienen que basarse en tres criterios fundamentales. El primero es el diálogo, el segundo es el respeto, no se puedo ver al otro por debajo o por encima del hombro, no puedo ver al otro con un carácter subalterno, subordinado, una nación soberana se tiene que ver con esa relación de soberanía y respeto, y tercero, relaciones de cooperación. Por muy grande, por muy poderoso que sea otro estado nosotros como Nicaragua, país pequeño del centro de Centroamérica, tenemos la dignidad suficiente, el derecho suficiente y la fuerza moral histórica suficiente para que nos reconozcan en nuestro carácter de estado independiente, soberano y con capacidad de autodeterminación.

Nicaragua no acepta que un país fuerte y poderoso o que un estado fuerte, poderoso o influyente a nivel internacional, sea capaz de manosear, socavar y menospreciar su propia capacidad política y más cuando esto se está haciendo con absoluta ignorancia de la historia y de las circunstancias nacionales. Y con una actitud irrespetuosa que desdice mucho del carácter diplomático y cristiano de quien lo dice.

Eliezer: Francisco, voy hacer una breve pausa, usted me está hablando del respeto mutuo entre los Estados, independiente que sea poderoso o no, recordemos que principalmente El Vaticano viene a ser el país más pequeño del mundo, pero es un estado que tiene un jerarca que es el Papa, tiene un presidente por decirlo así, tienen su bandera, tienen su propio banco, número uno; número dos, pienso y estoy seguro que las palabras del Papa vienen a tomar en sus manos lo que es oposición nicaragüense tuvo en el año 2018 cuando quisieron sacar al gobierno, sin embargo, ellos pretenden disfrazarse de manera neutral, voy hacer una breve pausa para luego oír su comentario.

(…/…anuncios). Las palabras del Papa vienen a reconfirmar lo que pienso, o más bien a tomar en sus manos lo que es la oposición al gobierno sandinista; Nicaragua ha venido remodelando lo que es su actuar, sus acciones, como medio de comunicación me siento representado particularmente por eso, pero me gustaría su comentario con respecto a esta situación.

Francisco: Mi opinión es que los comentarios del Papa están alineados en el contenido y en la forma a la posición agresiva que algunos actores externos promueven contra Nicaragua, y eso es desafortunado, es decir prácticamente se está alineando a un discurso de agresión, de descalificación contra Nicaragua, que es el discurso que promueve en particular Estados Unidos y otras estructuras de poder externo, y esas estructuras de poder externo que son las que promovieron las desestabilización interna para socavar el rumbo de prosperidad que Nicaragua estaba llevando en el año 2018, pero también evidencia que el Papa desconoce el nivel de complicidad y corresponsabilidad que algunos liderazgos católicos tuvieron, no solo en los acontecimientos del 2018, sino en sucesos siguientes y en esa complicidad donde estaban siendo financiados o instruidos, u orientados por estos actores externos, para provocar desestabilización interna.

Quisiera insistir que Nicaragua tiene un proceso político y social y económico legítimo, se ha encaminado a ese proceso con un propósito real que es profundamente cristiano, ese propósito de solidaridad, ese propósito de equidad, ese propósito comunitario, ese propósito para atender las necesidades de los sectores más vulnerables, para lograr prosperidad pero sin desigualdades profundas, esas desigualdades oligarcas, elitistas, excluyentes, egoístas y anticristianas, es decir Nicaragua maneja un discurso público e institucionaliza dentro de su visión de estado, en la norma constitucional y en la organización del estado ese concepto de familia que se articula perfectamente con la visión cristiana de familia, de protección de la vida que se articula perfectamente con la visión cristiana de la vida, de comunidad y de paz.

Nicaragua es un país con vocación de paz, porque ha construido la paz a partir de una defensa ardua y difícil, de un camino difícil, porque hemos chocado con las voluntades imperialistas y colonialistas que nuestro actitud rebelde e independiente, soberana y de autodeterminación que el país ha promovido, desde su historia por lo menos del siglo XX y del siglo XIX, eso choca con esos niveles de dependencia; Nicaragua pretende romper las hegemonías imperiales, romper las hegemonía coloniales y las hegemonía eclesiales, es decir nosotros como nación independiente no tenemos por qué acatar los dictados del imperialismo o de un estado europeo que todavía piensa que somos colonia, o de una estructura religiosa o política que cree que nosotros debemos hacer las cosas a su medida y no de acuerdo a los intereses legítimos del pueblo nicaragüense.

Creo que el que más pierde en estas cosas indudablemente es quien las dijo, el que más perturba su autoridad es el que demostró, con los comentarios, una absoluta desnaturalización de su rol como líder cristiano, como líder religioso, pero además también es aquel que fue capaz de decir algo más allá de su investidura diplomática y de jefe de Estado, por lo tanto violentando estas relaciones entre nuestros estados que son legítimos, eso provoca en el pueblo nicaragüense en su mayoría cristiana y muchos de ellos católicos como yo, que soy practicante católico, provoca una sensación de tristeza y de congoja frente a eso que parece absurdo pero cuando uno lo escucha de la propia voz de Su Santidad uno se sorprende. Pero también acuerdo una frase de Montesquieu, de los enciclopedistas franceses: “soy humano y nada de lo humano me es desconocido”, y el Papa es un ser humano al cual tuve la oportunidad de conocer y de estrechar la mano, conocer sus grandes aspiraciones, sus cualidades, pero también soy consciente que tiene defectos y profundos desajustes, también es influenciado, como todo ser humano, es capaz de cometer errores algunos graves, bueno y está navegando en esa nave que se llama Santa Sede, que es El Vaticano, que está llena de complicaciones, tensiones, aspiraciones e intereses, los cuales sabemos, no hay que repetirlo, porque el poder ahí se ha preservado a través de múltiples circunstancias y maniobras, la historia tiene suficientes ejemplos, pero además es una iglesia a la cual pertenezco y a veces me angustio al ver los abusos y excesos que algunos líderes religiosos comenten y viven cometiendo a diario por esa imperfección humana, pero esa imperfección de la iglesia que también es la imperfección de todas las iglesias de todo tipo y de todas las organizaciones que creamos los seres humanos. Algunas con más errores que otras, algunas con más cualidades que otras, pero todas creadas y dirigidas por seres humanos que cometemos errores, que nos equivocamos, que enmendamos, que caemos, que nos levantamos y esa es nuestra realidad, estoy seguro que este impase que estamos viviendo en esta relación, va ser superado por el bien de todos en esta relación global, por la paz, por la convivencia, por la prosperidad, por la legitimidad que Nicaragua tiene de construir su propio camino de autodeterminación, de soberanía e independencia, por la actitud cristiana de los cristianos del mundo y los cristianos de Nicaragua y los cristianos de la Santa Sede de buena voluntad que aspiran hacer un mundo mejor siempre.

Eliezer: No será que el presidente Ortega dio en el clavo en unas declaraciones recientes, él hacía énfasis de que en la jerarquía de la iglesia católica algunos eran una mafia muy bien constituida y también decía que quien elige al Papa, quien elige a los cardenales son un cónclave de personajes que se eligen entre ellos, porque recordemos que el estado Vaticano, es como un país dentro de otro país, son 44 hectáreas, creo que algo hay de cierto en lo que el presidente dijo. No sé si se acuerda del padre Alberto Cutie que renunció a la religión católica y denunció algunos abusos, me gustaría compartir una entrevista para recordar a los nicaragüenses, ya que este programa es para aclarar algunas ideas con respecto a lo que refirió el presidente Ortega, lo que dijo el Papa Francisco y la realidad que se vive la Iglesia católica.

Francisco: Quiero aclarar un concepto, la Santa Sede es una monarquía absoluta es la única monarquía que ha sobrevivido a la Edad Media, con las características que eso tiene, es decir no hay ninguna otra monarquía, incluso ni la monarquía española o la inglesa por muy anacrónicas que sean, son más “modernas”, entre comillas, que la monarquía absoluta que prevalece en la Santa Sede, eso lo pueden buscar en cualquier definición de derecho internacional, las características, los procesos de elección son totalmente centralizados, la máxima autoridad es absoluta, no hay un congreso ni una asamblea legislativa o algo parecido, todos los nombramientos vienen de la máxima autoridad y por lo tanto hay absolutismo.

Evidentemente eso no es nada democrático ¿será posible reformar esa curia? Quizás en algún momento de la historia, no estoy seguro, porque la rigidez es muy fuerte, el Papa dice haber hecho algunos intentos de reformar parte de la curia, pero son reformas muy parciales; por ejemplo, la participación de la mujer en los altos cargos de la curia eclesial o incluso la participación de la mujer en las celebraciones religiosas, etc. Son cosas vetadas aun en todo el comportamiento eclesial, son puntos pendientes por superar ese pasado que no se apega estrictamente a la doctrina cristiana ni al espíritu del Evangelio en su esencia fundamental, es verdad que, dentro de esa rigidez jerárquica, dentro de esa dirección absoluta, hay estructuras de poder para preservarse, son estructuras de poder político, económico, etc.

La religión se puede convertir en instrumento de poder cuando condiciona las creencias de la gente y aplica sanciones o medidas extremas, hay suficientes historias de la Edad Media y actual, por ejemplo la causa del surgimiento protestantismo en el siglo XVI estaba vinculado a las famosas indulgencias, donde Lutero y otros se rebelaron contra eso que parecía absurdo, hoy lo vemos absurdo pero en aquel momento miles de gente acudían a ello y creían, se convertía en instrumento de amenaza y manipulación para la salvación del alma.

Esa manipulación absurda e incorrecta no está apegada al espíritu del Evangelio de Cristo, que es el que sustenta nuestra creencia cristiana y católica. Entonces en eso, para que se preserve, se constituye una mafia que pretende preservar el poder religioso, político, económico, cerrar filas para que nadie entre y asegurar la continuidad de esa monarquía absoluta medieval que todavía se conserva. Son las cosas pendientes, pero más allá de eso, de la pesada historia, compleja y no tan fácil de cambiar que tenemos, creo que es importante entender que la Santa Sede es una institución de derecho público y Nicaragua es un estado soberano, independiente, ambos en las relaciones internacionales establecen vínculos diplomáticos y en esos vínculos diplomáticos estamos obligados como naciones, en el concierto de las naciones del mundo, a preservar relaciones de respeto, de diálogo y cooperación. Nicaragua es un país independiente, soberano, que tiene derecho y se ha ganado ese derecho en la historia, a la autodeterminación. Un discurso de ese tipo, expresiones de ese tipo como las ocurridas e involucramiento de algunos liderazgos como los conocidos, lo que hacen es, alinearse a intereses externos, manipulan intereses internos para desestabilizar y tratar de coartar las legítimas aspiraciones del pueblo nicaragüense.

Eliezer: Hay algo que el Papa también dijo haciendo referencia al obispo Álvarez, decía que era un hombre muy fuerte; pienso sinceramente en el papel que este señor hizo en el año 2018.

Francisco: sin dudas el obispo Álvarez está actuando más que como obispo como líder político y está siendo consecuente con sus actitudes de líder político enmarcado a un compromiso externo en dependencia en el proceso de agresión contra Nicaragua, ese es su rol, pero su rol de liderazgo religioso ha sido descalificado por él mismo y por lo tanto no funciona, es decir si yo tendría que decir este qué es ¿Es más líder religioso que líder político? Evidentemente es un líder político, tiene un liderazgo contaminado por la dependencia externa, pero a fin de cuenta está ahí, utilizando instrumentos ilegítimos como la manipulación, la desinformación, etc., ya que su investidura religiosa ha sido totalmente manchada.

Eliezer: Un hombre muy serio y capaz, así lo describió el Papa, pero bien Francisco Bautista Lara, gracias por haber estado con nosotros.

Francisco: Muchas gracias y a todos ustedes, les deseo en esta Semana Santa que viene que tengan paz y salud, muchas gracias.