Expertos nicaragüenses en derecho internacional, estiman que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya no dictará nuevas medidas sobre el diferendo limítrofe que ha sido llevado a sesión, tal como lo ha solicitado Costa Rica.

Mauricio Herdocia, consideró que el gobierno costarricense no tiene claros los planteamientos en el órgano jurídico internacional, destacando que Costa Rica más que presentar pruebas, presentó apreciaciones y consideraciones.

Al respecto, Herdocia explicó que mañana Nicaragua va a refutar los alegatos de Costa Rica de manera rotunda y categórica. “Hasta el momento lo que nosotros tenemos es que las pruebas (presentadas por Costa Rica) han sido consideraciones y no elementos importantes”, señaló.

Por otro lado recordó que la posición de Nicaragua es conforme con el derecho internacional y que la nueva solicitud que hace Costa Rica ante La Haya “viene a reforzar la posición de Nicaragua” en lo que respecta a la delimitación fronteriza entre ambos países.

“Yo creo que los alegatos de Costa Rica no lograron su objetivo. Me parece que pusieron mucho énfasis en algo que Nicaragua va a destruir ya que está muy claro que Nicaragua lo que hizo fue mandarle una nota a la CIJ indicando que iba a suspender las labores de dragado en las zonas aledañas para evitar confusiones”, explicó Herdocia.

Agregó que va a ser muy difícil para Costa Rica justificar el hecho que la Corte emita nuevas medidas cautelares, considerando que el 16 de julio pasado la Corte ya consideró la posibilidad de emitir reformas a la ordenanza cautelar del 8 de marzo del 2011 y rechazó la solicitud de Costa Rica, los criterios de urgencia, los criterios de daños a los derechos de Costa Rica en la zona y más bien indicó que se debía cumplir con lo que ya está dispuesto en la ordenanza del 2011.

No obstante, el experto consideró que antes de presentar un escenario “me parece que es importante escuchar a Nicaragua, porque Nicaragua tiene un trabajo bastante sencillo, pero en esto no se puede especular, Nicaragua no se puede quedar callada”, afirmó.

Por su parte el doctor Manuel Madriz, explica que las dos solicitudes de Costa Rica están fuera de lugar, valorando que mañana Nicaragua va a destruir los alegatos del vecino país.

Madriz explicó que Nicaragua ha tratado de restaurar la navegabilidad del Río San Juan hasta su desembocadura, algo que le corresponde conforme el tratado Jerez-Cañas.

En ese sentido afirmó que “las actividades de dragado van en función de eso, de hacer fluir las aguas, de limpiar, de darle profundidad (al Río) porque había habido un olvido por diferentes gobiernos de las actividades de dragado y limpieza que son obligación y derecho del Estado de Nicaragua.

No obstante, Madriz indicó que esas actividades no van en perjuicio de Costa Rica, porque tal como lo establece el tratado Jerez Cañas en el artículo 6, ese país tiene derechos de navegación sobre el Río San Juan desde su desembocadura, algo que Nicaragua reconoce.

Madriz reiteró que la posición de Nicaragua es muy solida en el aspecto jurídico en el caso del Río San Juan, y por tal razón consideró que es poco probable que la CIJ modifique las medidas cautelares.

Al respecto Madriz consideró que “Costa Rica no sabe lo que pide… algo pretenden, pero no saben qué es, porque realmente no tienen nada ahí”.