El representante de Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya, afirmó que el Gobierno de Nicaragua, presidido por el Comandante Daniel Ortega, no ha autorizado en ningún momento la entrada de personal, civil o militar, al territorio en disputa con Costa Rica, respetando así las medidas cautelares dictadas por el alto tribunal en el 2011.

Ante las aseveraciones hechas por la mandataria costarricense, Laura Chinchilla, de que Nicaragua supuestamente reconoció la violación de medidas provisionales dictadas por la Corte y que el Gobierno nicaragüense contradice a su canciller, Argüello expresó que no existe tal contradicción.

“No ha habido ninguna contradicción con lo dicho por el Canciller (Samuel Santos). Cuando Costa Rica puso la queja y envió una nota a Nicaragua de que había obras en esa zona, el canciller respondió con los elementos que se tenían en la mano y se mantiene todavía firmes, y es que en Nicaragua el Presidente de la República no había autorizado en ningún momento que se entrara al territorio en disputa señalado por la Corte”, explicó Argüello en comunicación telefónica con Multinoticias Canal 4.

“Eso es lo que el Canciller respondió a Costa Rica y es una verdad meridiana que no ha habido ninguna autorización”, reiteró Argüello.

Además dijo que “Nicaragua en todo esto actúa y siempre ha actuado ante la Corte con la mejor buena fe posible y por eso, si hubo algún error, o cualquier cosa, eso es una cuestión que Nicaragua va a respetar”.

El agente manifestó que, por su parte, Nicaragua expresará y mantendrá su posición de respeto ante las medidas cautelares que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) dictó en el año 2011, en el marco del diferendo limítrofe que este país mantiene con Costa Rica.

Señaló que “la posición de Nicaragua es que nosotros respetamos y mantenemos la orden vigente de la CIJ y el Presidente de la República, Daniel Ortega, ha dado órdenes de que se cumpla estrictamente”.

Según Argüello, este martes Nicaragua informará a la Corte sobre el cumplimiento de las medidas cautelares dictadas años atrás, en respuesta a la nueva solicitud de Costa Rica para que el alto tribunal internacional amplíe las medidas cautelares en el diferendo.

Explicó que si existen diferencias de criterios sobre la ubicación exacta del territorio nicaragüense “eso es un asunto que va a ser resuelto con el fondo de la demanda” y recordó que en esta ocasión, lo que está sobre el tapete son las medidas cautelares que la Corte dictó hace casi tres años, una de las cuales prohíbe que ambos países entren en cierta área del territorio en disputa, y que fue establecida por la misma Corte.

Ante eso reiteró que “el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, ha repetido que esa orden tiene que mantenerse y respetarse, y así se lo vamos a dar a conocer a la Corte y se lo vamos a dar a conocer por escrito también”.

En referencia al alegato de Costa Rica sobre supuestos daños ambientales irreparables provocados por Nicaragua en el medio ambiente, Argüello precisó que debe esperarse la respuesta de Nicaragua para ampliar sobre ese particular.

Sin embargo, dijo que “efectivamente vamos a demostrar que no ha habido ningún daño irreparable y que si acaso ha habido algún daño y una relación gravísima, ha sido precisamente (por) la construcción de esa carretera que está ocasionando gravísimos daños al Río San Juan, haciendo inmensamente más necesario el dragado”.

Finalmente Argüello expresó que el equipo nicaragüense continúa preparándose para exponer sus alegatos. “Aquí el equipo está trabajando fuertemente y mañana vamos a hacer una presentación muy buena”.

Además reiteró al pueblo de Nicaragua que tenga la confianza en el equipo que ha estado trabajando en el caso. “Ha sido un equipo que ha tenido y ha respondido bien a los intereses de Nicaragua, seguimos haciendo nuestros mejores esfuerzos y tengan toda la confianza en la labor que se está haciendo”.