Con eucaristía iniciada a las 9 de la mañana, Monseñor Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua, junto a decenas de fieles católicos celebró las apariciones de la Virgen de Fátima en Portugal hace 96 años y la virgen de Cuapa en Chontales, Nicaragua, haciendo un llamado a la Paz en el mundo.

Cargada por los devotos de la Cofradía de la Sangre de Cristo, la imagen de la Virgen de Fátima recorrió los predios de la Catedral de Managua acompañada por fieles católicos, que también recordaron que la última aparición de la Virgen de Cuapa ocurrió un 13 de octubre de hace 33 años.

Monseñor Brenes durante la homilía manifestó que el Santo Papa Francisco recordó en Roma que en Fátima Portugal se dio una de las apariciones de la virgen un 13 de octubre en 1917, al igual en Cuapa en Chontales.

“En estos momentos en todas las catedrales, en todas las parroquias se está celebrando un acto similar, darle gracias al Señor y el Santo Padre ha querido en este día consagrar el mundo a nuestra madre la Santísima Virgen María, para que ella que es mujer de fe, interceda por todos nosotros para que seamos verdaderos constructores de Paz”, dijo Brenes ante la feligresía que se hizo presente a la Catedral de Managua.

Pidió a todo el pueblo de Nicaragua a unirse en oración al Santo Padre, para orar por la paz en el mundo entero.

Indicó que la Virgen de Cuapa pidió la Paz y que seamos constructores de la Paz. Manifestó que Monseñor René Sandigo, Obispo de la Diócesis de Chontales está promoviendo una comisión para realizar los estudios respectivos, para solicitar que el Santuario de Cuapa, sea declarado Santuario Nacional.

Todos unidos al mensaje de Paz del Papa Francisco

La señora Rosa Argentina Morales, indicó que las apariciones milagrosas de la Virgen de Fátima y de Cuapa, es un prueba maravillosa de que el Padre Celestial siempre está pendiente “de sus hijos pecadores, intercediendo por nosotros en esta tierra”.

“El Papa mandó a hacer este día dedicado a la Virgen María pidiendo por la Paz y la unidad en todo el mundo entero, para que todos nos consagremos al corazón de María y esa es la importancia de esta procesión”, dijo Sor Karla de la orden religiosa Cristo Rey.

El Vicario de la Catedral de Managua, monseñor Héctor Treminio, indicó que el principal mensaje de estas celebraciones, es que el mundo se fortalezca la Paz y que se eliminen todo conflicto bélico o de violencia en el mundo.

“El amor a la paz no es solamente para nosotros los católicos, todos añoramos la paz, los musulmanes, los judíos, todas las religiones, todas las culturas, todas las razas aman la Paz y todos debemos unirnos a este deseo del Papa Francisco, para que haya paz en el mundo”.

Contentos con llegada de Cardenal Jorge Urosa

Monseñor Leopoldo Brenes, también manifestó su regocijo por la llegada del Cardenal Jorge Urosa, Arzobispo de Caracas, que representará al Papa Francisco en la celebración del centenario de la Provincia eclesiástica de Nicaragua, fechada para el lunes 2 de diciembre.

Brenes expresó su confianza que los empleadores del país puedan dar un espacio de tiempo, a aquellos trabajadores que profesan el catolicismo, a fin que puedan participar de las festividades religiosas programadas en los predios de la Catedral de Managua.

“Lo importante es estar aquí congregado alrededor de los obispos de la Conferencia Episcopal, de los obispos de Centroamérica y el delegado personal del Santo Padre. Con esta presencia no hay duda y el Papa Francisco lo ha dicho hace dos domingos al terminar el rezo Ángelus que enviaba un saludo a todo el pueblo católico de Nicaragua”.

A esta celebración también participará su Eminencia Reverendísima Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, Arzobispo de Tegucigalpa, así como otros Arzobispos y Obispos de Centro América.