La embajadora de Caracas en Managua, María Alejandra Ávila, informó a medios oficiales que las actividades en Nicaragua tienen como lema "La revolución de abril, todo 11 tiene su 13", referida a ese período en 2002, cuando una multitudinaria marcha desembocó en un golpe de Estado que apartó a Chávez por casi 48 horas del Gobierno.

Ávila explicó que este jueves presentarán en Masaya, 28 kilómetros al sur de Managua, el documental "La revolución no será transmitida".

Además, mañana, viernes, la sede diplomática venezolana organizará un foro con jóvenes nicaragüenses en la estatal Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), en Managua, "para intercambiar sobre la experiencia del pueblo bolivariano en la lucha por la verdadera democracia".

Por su parte, el secretario de relaciones internacionales del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Jacinto Suárez, dijo hoy a medios oficiales que ese golpe en Venezuela representó "el fascismo" y una "regresión total y absoluta" en Latinoamérica.

Suárez, también presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento nicaragüense, sostuvo que la "gran lección" de Venezuela es que en Latinoamérica "el camino de los golpes (de Estado) no tienen porvenir".