La noticia que el Arzobispo de la ciudad de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino, representará al Papa Francisco en la celebración del centenario de la Provincia eclesiástica de Nicaragua, fue recibida con mucha alegría por la comunidad católica y particularmente por los obispos de la Conferencia Episcopal.

“El Santo Padre Francisco nombró este 5 de octubre al Cardenal Jorge Liberto Urosa Savino, Arzobispo de Caracas en Venezuela, Su Enviado Especial a la celebración de clausura del I Centenario de la Institución de la Provincia Eclesiástica de Managua en Nicaragua, que tendrá lugar el próximo 2 de diciembre”, indicó la Conferencia Episcopal a través de un comunicado.

A este gran evento católico también confirmaron su participación, su Eminencia Reverendísima Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, Arzobispo de Tegucigalpa, así como otros Arzobispos y Obispos de Centro América.

Monseñor Miguel Mantica indicó que el centenario de la Provincia eclesiástica de Nicaragua será celebrado el 2 de diciembre en los predios de la Catedral de Managua.

“Ahí va haber una magna celebración con la participación de obispos no solo de Nicaragua, sino de otros países de Centroamérica y otros lugares, que vendrán a acompañarnos en esta gran celebración”, indicó Mantica al hacer el anuncio oficial.

Manifestó que este anuncio demuestra que el Papa Francisco mantiene en sus oraciones a Nicaragua, ya que en la misa del pasado domingo hizo referencia a esta magna celebración católica.

“Yo pienso que el interés del Santo Padre se mostró desde el momento mismo en que el rezo del Ángelus de hace 8 días, hizo una mención con anticipación a este acontecimiento, entonces pienso que su santidad el Papa Francisco sigue muy de cerca el caminar de nuestras iglesias aquí en Nicaragua

Monseñor Silvio Fonseca, considera que la llegada del delegado pontificio es una bendición para el país “y con seguridad va a fortalecer el catolicismo en Nicaragua, tenga la plena seguridad. El Papa tiene sus ojos y oraciones en Nicaragua, recientemente nos envió un saludo y el envió de su representante en diciembre significa ese cariño especial que tiene el Papa Francisco por este país”.