La novela judicial que tiene como protagonista a Álvaro Montealegre Rivas, Roberto Bendaña y Hugo Paguaga sigue escribiendo capítulos, en esta ocasión el último de los mencionados, denunció ser víctima de estafa por parte de la empresa International Investment and Financial Services, propiedad del hermano menor del banquero y ex candidato presidencial Eduardo Montealegre.

Paguaga que permanece con arresto domiciliar, fue llevado por custodios de la Dirección de Auxilio Judicial al Ministerio Público donde el fiscal Douglas Vargas le interrogaría acerca de la denuncia que presentó de forma individual, la que realizó su padre Hugo Paguaga Midence y otros familiares, todas totalizan más de un millón 200 mil dólares.

Hugo indicó que entregó a Álvaro Montealegre Rivas la cantidad de 350 mil dólares, todo en los llamados “certificados de inversión” los que carecen de valor legal, según certificó la Bolsa de Valores de Nicaragua.

“Vengo en calidad de cliente de la empresa International Investment and Financial Services, me siento ofendido y así como los demás clientes vengo a poner mi denuncia”, dijo Paguaga, quien agregó que su padre, su esposa y sus hijos fueron estafados por Montealegre Rivas.

La familia de Paguaga se presentó a denunciar por estafa a Montealegre Rivas, a quien asegura le entregaron una suma que ronda el 1.2 millones de dólares.

Despide a abogada

“El dinero servía para financiar operaciones de las empresas de Álvaro y eso se le decía a los clientes, no había ningún problema, las empresas iban bien y todo y de repente no sé lo que le pasó, pregúntenle a él, yo vengo aquí para que me devuelvan mi dinero y el dinero de mi familia”, mencionó Paguaga.

Y mientras Álvaro Montealegre Rivas, es acusado por uno de sus socios, éste decidió despedir a su abogada Elga Asher y nombrar a un nuevo defensor que lo representará en el juicio programado para la otra semana.

Dinero estafado supera los 3.5 millones

El fiscal Douglas Vargas manifestó que hasta el momento existen 15 denuncias contra Montealegre, Roberto Bendaña y Hugo Paguaga, las que suman alrededor de 3.5 millones de dólares, si se incluye el 1.2 millón de la familia del ex gerente general de la empresa International Investment and Financial Services.

El funcionario del Ministerio Público expresó la posibilidad de acumular todas las denuncias en una sola causa, pero antes esperan concluir una serie de acto de investigación en torno a este espinoso caso, que inició cuando la orden religiosa Santa Teresa de Jesús acusó a los tres personajes por estafa al no regresar más de 526 mil dólares que habían entregado a la empresa de Montealegre, misma que no estaba registrada en Nicaragua.

Vargas manifestó que hasta el momento Montealegre no ha honrado sus palabras de hacer efectivo los pagos, tal y como se ha comprometido en tres oportunidades, en las que asegura iba a entregar el dinero.

“Tuvimos una reunión formal con las hermanas del Teresiano, discutimos varios elementos de orden de procedimiento y les preguntamos si habían algunas propuestas (de pago) y ellas no tienen ninguna propuesta de arreglo o acuerdo”, indicó Vargas, que aseguró que en la audiencia solicitara la cárcel formal contra los tres procesados, pues a la acusaciones de estafa, se suma la de crimen organizado, figura jurídica que establece prisión preventiva.