Los pobladores del barrio Javier Cuadra en el distrito II de Managua, demostraron la mañana de este jueves sus capacidades de respuesta, organización y preparación ante desastres naturales en el Simulacro Demostrativo ante la ocurrencia de un sismo en Managua desarrollado en este barrio capitalino por la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, la Alcaldía de Managua, Cruz Roja Nicaragüense, Ministerio de Salud (Minsa) y Ministerio de Educación (Mined).

Este es el sexto simulacro que se realiza en el Distrito II de los 16 planificados y con los cuales se pretende desarrollar acciones de protección a la población y la comunidad educativa ante sismos, así como fortalecer los conocimientos, habilidades y destrezas adquiridas en el proceso de capacitación de los pobladores.

Como parte del simulacro demostrativo se desarrollaron cuatro escenarios, en los cuales se observó a la población tomar decisiones, a la Brigada de Primera Respuesta realizar acciones de evacuación, rescate y atención de primeros auxilios a las personas lesionadas, la evacuación de un centro escolar y la evacuación masiva de las familias afectadas por el sismo hacia el centro de albergue temporal.

“Es importante que la población esté sensibilizada de que un terremoto en Managua puede causar grandes daños y es necesario que ellos estén preparados para minimizar esos riesgos y reducir las victimas que pueden haber en uno de estos eventos”, manifestó el Teniente Coronel Mario Rivas Pérez, jefe de sección de Defensa Civil de Managua.

Rivas explicó que en este tipo de eventos se involucra directamente a la población para que sean ellos quienes tomen las decisiones a la hora que se produzca un hecho como el simulado y pueda actuar en búsqueda de rescatar y salvar a las víctimas del sismo y llevarlas a un sitio más seguro.

“Es muy importante lo que están haciendo, es un logro para tener a la comunidad preparada para los casos de evacuaciones, emergencias, porque ante un terremoto uno solo siente que el mundo se le viene encima y no sabe cómo reaccionar y con estos simulacros se nos está brindado como población la preparación necesaria para atender a los demás y ponernos a salvo”, dijo Rosemary Quintana.

Marco Antonio Martínez valoró de muy apropiadas las capacitaciones y los simulacros que se están realizando directamente en los barrios para que la población pueda adquirir la experiencia para actuar en un sismo de verdad.

“Creemos que esta es una práctica que se debe repetir y reafirmar para continuar preparando a todo el pueblo nicaragüense para enfrentar cualquier eventualidad que ponga en riesgo nuestras vidas”, comentó Ricardo Morales.