La candidata presidencial por el partido Nueva Mayoría en Chile, Michelle Bachelet, anunció este miércoles que de ganar las elecciones del próximo 17 de noviembre, enviará al Congreso durante el segundo semestre de 2014 un proyecto de ley para elaborar una nueva Constitución, una de las principales demandas del pueblo chileno.

En una entrevista concedida a la televisión nacional de su país, Bachelet no especificó quiénes se encargarán de redactar el nuevo texto constitucional. Sin embargo, adelantó que antes de ese proyecto, dará prioridad a otras dos iniciativas legislativas: la reforma educacional y la tributaria.

La expresidenta chilena (2006-2010) explicó que ambas reformas se necesitan “para poder iniciar lo antes posible los cambios que la educación en Chile quiere" y que millones de personas demandan desde hace años.

Entre los aspectos que podrían ser incluidos en la nueva Carta Magna, destacó un conjunto de reformas políticas que permitan poner fin, de una vez por todas, al sistema binominal existente desde hace décadas.

Asimismo, resaltó que uno de los objetivos esenciales de la reforma es "acabar con todos los elementos que tiene la Constitución (vigente) que permiten que las minorías puedan vetar a las mayorías”.

“Debemos terminar con los cerrojos de las leyes orgánicas constitucionales, con los quórum tan altos y con la labor preventiva del Tribunal Constitucional, que puede parar una ley, porque todavía no ha terminado su discusión", precisó.

De igual manera, sostuvo que el nuevo texto reconocerá a los pueblos originarios, para evitar que sean discriminados y vulnerados los derechos de estos hombres y mujeres, para darle más autonomía a las regiones y para definir las normas sobre cómo el Estado se relaciona con la economía, la sociedad e individuos.

Esta iniciativa se suma a las 50 medidas anunciadas por Bachelet el pasado lunes, cuando también propuso las reformas al sistema tributario y al educativo, así como la creación de un nuevo sistema de Administración de Fondos de Pensiones (AFP).

"Esta es una candidatura que se está preparando para gobernar, la estamos haciendo con toda la seriedad y responsabilidad", enfatizó.

El anuncio de la nueva Constitución se hace público tras las críticas hechas desde la coalición Alianza a las 50 medidas presentadas el pasado lunes por Bachelet, entre las cuales estuvo ausente la posibilidad de una Constituyente.