Al menos seis personas murieron y 35 resultaron heridas hoy en un atentado con bomba perpetrado en la provincia de Beluchistán, en el noroeste de Pakistán, comunicó la televisión Geo News.

La bomba estalló cerca a una comisaría en Quetta, capital de la conflictiva provincia de Beluchistán. Entre los heridos hay niños. Según las primeras informaciones, la explosión tuvo una potencia equivalente a seis kilogramos de trilita.

En Beluchistán, la más grande y menos poblada provincia de Pakistán, actúan separatistas y extremistas religiosos que luchan por una mayor autonomía para esta región.

Dos atentados perpetrados en enero y febrero en Quetta, causaron casi 200 muertos, la mayoría de ellos chiítas. Los ataques fueron reivindicados por el grupo sunita Lashkar-e-Jhangvi, vinculado a Al Qaeda.

En junio, también en Quetta, una mujer kamikaze detonó en un autobús la bomba que llevaba consigo. Perdieron la vida 14 estudiantes de la Universidad femenina Sardar Bahadur Khan.