“El día de hoy venimos a hacer entrega de herramientas que tienen que ver con la prevención y el control de incendios forestales […], creemos que lo más importante es la prevención y el control de los incendios forestales”, expresó William Schwartz Cunningham, director ejecutivo del Inafor.

Schwartz declaró que parte de la entrega también lo son instrumentos para la Cruzada Nacional de Reforestación e instrumentos y herramientas para el establecimiento de viveros forestales, parte de la relación sostenida entre ambas instituciones, dado que en tiempos de paz el Ejército de Nicaragua se ha dedicado a la protección de la madre tierra.

Por su parte, el Jefe del Estado Mayor General del Ejército de Nicaragua, Mayor General Oscar Balladares Cardoza, agradeció la entrega de medios e insumos de parte del Inafor, dado que ello permitirá que se continúe mejorando el equipamiento y las capacidades de actuación en la lucha contra el tráfico ilegal de madera.

Balladares expresó que como parte del convenio de cooperación suscrito entre la institución castrense y el Inafor, el cuerpo militar ha honrado sus compromisos materializando una serie de acuerdos que benefician de manera importante a la nación, tales como la participación en la Cruzada Nacional de Reforestación, plantando varios cientos de miles de árboles como un esfuerzo para contribuir a restaurar las afectadas capacidades de la madre tierra, tarea que se continuará desarrollando con mayor fuerza durante el año 2012 en conjunto con el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales e Inafor.

Explicó que en el espíritu de colaboración ambas instituciones han acordado desarrollar un esfuerzo conjunto para impulsar un proyecto de vivero en las unidades militares, el que producirá un poco más de medio millón de plantas forestales de distintas especies y que serán destinadas a reforestar las principales cuencas hídricas del país.

Indicó que con el apoyo del Inafor en el 2011 se preparó a más de 2,300 efectivos militares en materia ambiental y forestal, fortaleciendo las capacidades de actuación en la labor de prevención y persecución de los delitos ambientales, cuyos resultados han sido verdaderamente positivos alcanzando la ocupación de 390 mil pies tablares de madera preciosa, 20 mil 877 piezas de madera, 430 tucas, 12 vehículos de carga y dinero, lanchas, motores fuera de borda, moto sierras, plantas eléctricas, entre otras, solamente durante el primer trimestre del 2012.